Economía marxista para el Siglo XXI

Archivo para julio, 2011

Marx hoy

Tras las huellas de un fantasma. La actualidad de Karl Marx

Marcello Musto (coordinador)

Karl Marx ha sido un autor mal conocido. Las causas han sido, por un lado, la esquematización de su teoría crítica, el empobrecimiento de la misma en la divulgación, la manipulación y censura de sus escritos por los regímenes del llamado “socialismo realmente existente” y, por otro, la deformación extensiva e intensiva realizada por el propio sistema capitalista. La nueva edición histórico-crítica de los escritos de Marx y Engels, la Marx-Engels Gesamtausgabe (MEGA 2), devuelve a su obra en parte aún inédita, su originario carácter de incompleta. De este redescubrimiento emerge cada vez más la diferencia entre el pensamiento original de Marx y su “versión oficial”; entre la riqueza de un horizonte problemático y poliformo que aún queda por explorar y una interpretación doctrinaria que alteró la concepción originaria hasta convertirla en su negación manifiesta. En este libro, coordinado por Marcello Musto, se reúnen importantes textos de calificados estudiosos internacionales como N. Neuhaus, G. Hubmann, J. Bidet, W. F. Haug, E. Dussel, Ch. Arthur, M. Krätke, G. Reuten, W. Xiaoping e I. Omura, quienes presentan las últimas investigaciones filológicas, algunas entre las más recientes interpretaciones de los trabajos juveniles y de El capital, y las más innovadoras reflexiones sobre la actualidad de un pensamiento indispensable para comprender el presente. Se agregan a la edición en español, un prefacio y un artículo sobre Marx y América Latina de Gabriel Vargas Lozano y Guillermo Almeyra, respectivamente, así como una entrevista al destacado escritor inglés Eric Hobsbawm.

Edición: 1ª. , 2011

Páginas: 256

Formato: 13.5 x 21 cm

Encuadernación: rústica con solapas

ISBN: 978-607-03-0288-6

Clave interna: Colección: Biblioteca del Pensamiento Socialista

Editorial: Siglo XXI Editores

Marxismo y keynesianismo

Over the past month, the Crooked Timber blog (referred to below as CT) has posted three attacks on Marxism by John Quiggin, an Australian economist who I have a particular distaste for after he deleted something I wrote about Yugoslavia that went against the liberal/social democratic orientation of the blog’s professorial co-owners five years ago.

The first installment was titled Marxism without revolution: class that makes about as much sense as writing about Christianity without god or Opera without singing. It is basically a Panglossian vision of the world in tune with the privileged status of a don: “The creation of a democratic welfare state, funded primarily by progressive taxation, produced societies with a more equal distribution of economic and political power than any seen since the emergence of agriculture, and with better standards of living for virtually everyone in the developed world.” Who needs revolution when things are going so good? Since Quiggin has never written a single word about people living in places like the Congo or the Philippines, one can understand his fat and jolly burgher stance.

The next was titled Marxism without revolution: crisis. In it he accuses Marxists of being incapable of offering proposals that can “stabilise the capitalist economy.” Well, fancy that. By contrast, Quiggin offers up Keynesianism as just the ticket: “I read the historical evidence as showing that the system can and should be stabilised to a significant extent, as was done during the postwar decades, using Keynesian macroeconomic policies and tight regulation of the financial system.” Of course, the question of what Keynesianism can offer those underdeveloped countries that play such a secondary role in his ideological worldview is never considered. More about that anon.

The last was titled Marxism without revolution: Capital. It is perhaps the 2000th attempt to dismiss the labor theory of value that is the foundation for Marx’s analysis of politics and much else. There’s not a single thing that Quiggin writes that hasn’t already been written before, starting with Eugen Bohm-Bawerk’s 1896 Karl Marx and the Close of His System. The never-ending assault on the labor theory of value reminds me of the tale of the princess and the pea. Like the pea that is Marxism concealed under a dozen thick mattresses, princesses like Quiggin are so irritated by the thing jabbing at their ribs that they cannot get a proper night’s sleep.

Lea completo “Marxism and Keynesianism” en el blog:

Adolfo Sánchez Vázquez* y el marxismo crítico

Luis Hernández Navarro
La travesía intelectual de Adolfo Sánchez Vázquez fue un largo viaje a través de la honestidad y la congruencia. Fue un marxista que no tuvo profesores marxistas. Un comunista ortodoxo que chocó con las estructuras del partido político al que se unió desde muy joven. Un militante formado en el marxismo sectario soviético que se convirtió en uno de los más originales pensadores críticos de la izquierda hispanoamericana.
Vivió en la ciudad de Morelia y el Distrito Federal. Aunque lo odiaba, se ganó la vida haciendo traducciones a destajo del francés, del inglés y del ruso, idioma que aprendió solo. Noveló guiones cinematógraficos de películas como Gilda. En 1959 se convirtió en catedrático de tiempo completo de la UNAM. En 1965 apareció su primer libro teórico: Las ideas estéticas de Marx. En 1966 presentó su tesis de doctorado en filosofía, de la que nació su libro La filosofía de la praxis.

Su formación marxista se efectuó completamente al margen de la vida académica y universitaria, leyendo lo que se publicaba y en la práctica. Originalmente sus intereses fueron más literarios que políticos. Durante años, la actividad central para él fue la práctica política. Estudió filosofía en México, aunque realizó su labor filosófica en estrecha vinculación con las fuerzas políticas españolas que se movían en el campo del marxismo. Participó en el movimiento estudiantil de 1968 y en la formación del sindicalismo universitario, pero, dada su condición de exiliado, su intervención en la política mexicana fue muy reducida.

Su vida docente tuvo gran influencia en su obra. “Mis cursos –explicó– son una especie de laboratorio.” Su producción teórica respondió, en parte, al estímulo de sus estudiantes. Su Ética –por ejemplo–, publicada en 1969, fue escrita durante la segunda mitad de 1968, buscando esclarecer las nuevas exigencias de una juventud que, desde el movimiento, dio importantes lecciones tanto en la política como en el terreno moral.

*Muere el 8 de julio de 2011 en México a los 95 años

Lea el artículo completo

Fernández y Alegre: “O acabamos con el capitalismo o el capitalismo acaba con nosotros”

Carlos Fernández Liria ganador junto con Luis Alegre Zahonero de el Premio Libertador al pensamiento crítico

 

 

“O acabamos con el capitalismo o el capitalismo acaba con nosotros”, asegura el catedrático de Filosofía.

Por su libro El orden de El capital, el filósofo español Carlos Fernández Liria ha obtenido –junto a su colega Luis Alegre Zahonero- el Premio Libertador al pensamiento crítico.

Se trata de uno de los más importantes galardones que a nivel internacional se otorgan por obra publicada, pero como dice el entrevistado “la noticia del Premio no ha salido en ningún medio de comunicación español, pese a que es un premio internacional de ensayo (con una dotación que es el doble de la que entrega nuestro innombrable príncipe de Asturias con sus afamados galardones) que, después de todo, ha sido otorgado a dos profesores universitarios españoles.” En esta entrevista, Carlos aborda el por qué de ese silencio, los contenidos y propósitos de su trabajo intelectual, así como su relación con la más candente actualidad.

Acabas de ganar en Venezuela -junto a Luis Alegre, por el libro El orden de El Capital- el Premio Libertador al pensamiento crítico que quizá sea el más importante galardón que se otorga a la producción intelectual de izquierda en habla española y que han obtenido pensadores tan prestigiosos como István Mészároz ¿Qué lectura haces de este hecho y cómo piensas que contribuya a la divulgación de las tesis que has venido defendiendo a lo largo de toda tu obra?

Luis y yo estamos muy agradecidos. Por supuesto al gobierno venezolano, al ministro de cultura y al presidente Chávez, quien creó este premio que permite al pensamiento crítico y de izquierdas ser reconocido rompiendo con la hegemonía cultural del neoliberalismo. También estamos muy reconocidos a Atilio Borón, al que no conocemos, pero al que admiramos muchísimo, y a todos los otros miembros del jurado. Queremos dar las gracias especialmente a Farruco Sesto y a Carmen Bohorquez, porque desde hace años nos han honrado con su confianza. Como tú dices, lo mejor del premio es que así el libro tendrá una mayor difusión. Nuestra esperanza es que eso sirva para aportar un grano de arena en las luchas que vamos a tener que afrontar en los próximos tiempos, que yo creo que van a ser muy duras. Lo que tenemos por delante, a nivel mundial, es una batalla frontal con el capitalismo. En los próximos veinte años no vamos a tener opción. Eso de “socialismo o muerte” va a cobrar un nuevo sentido, porque o acabamos con el capitalismo o el capitalismo acaba con nosotros. Mira lo de Japón, por ejemplo. Si la ola del tsunami hubiera sido diez metros más alta o el terremoto un punto más fuerte (¿y por qué no habría de haber sido asÍ?), una docena de reactores nucleares se habrían fundido y habría sido el fin para decenas de millones de personas. Habría sido necesario desalojar Japón. Estamos sentados sobre un polvorín controlado por dementes y criminales. ¿Quiénes son esos a los que llaman “mercados”? En cualquier caso, están locos, juegan a la ruleta rusa con el planeta, sacrifican poblaciones enteras, cambian de opinión a cada minuto, hundiendo y salvando países como quien juega a los barcos. Nunca hubo dictadores más sordos y más dementes. Ni Calígula, ni Nerón estaban tan chiflados. Y ni mucho menos tenían tanto poder.

En una reciente colaboración con La pupila insomne decías que “el capitalismo ya no se puede permitir, ni siquiera, una sociedad que se pueda llamar tal” y concluías que “después del verano, se comprobará que la llamada ¨spanish revolution¨ no ha hecho más que comenzar”, Algunas semanas después de esa afirmación ratificas ese análisis, ¿por qué?

Estamos en un callejón sin salida, así es que no puede ser de otro modo. Eso no quiere decir que vayamos a ganar las batallas que se avecinan, pero no me cabe duda de que los pueblos van a plantar cara. Ya todo el mundo reconoce que lo que está ocurriendo económicamente en el planeta es pura y simple lucha de clases. Los primeros en reconocerlo han sido, como dijo el magnate Warren Buffet, “los que van ganando”, los ricos, los poderosos, los propios especuladores que están llevando el mundo al desastre al mismo tiempo que ganan más y más dinero. El gran economista de Wall Street, Michael Hudson, lo lleva también repitiendo sin cesar: lo que está ocuriendo se llama lucha de clases, nada más que lucha de clases. Y las clases bajas y medias están recibiendo una soberana paliza. Pero va a haber reacción. En Grecia están plantando cara. En los países árabes, en Latinoamérica, en Islandia, en Portugal… En España, el movimiento 15-M es imprevisible y, por ahora, no ha cesado de crecer. Me reafirmo en que el próximo otoño nos va a traer muchas sorpresas.

 

Nueva asociación plural de economistas

The World Economics Association(WEA) was launched on May 16, 2011. It fills a gap in the international community of economists — the absence of a truly international, inclusive, pluralist, professional association. The American Economic Association and UK’s Royal Economic Society provide broad associations mainly for their country’s economists. The WEA will do the same for the world’s community of economists, while promoting a pluralism of approaches to economic analysis.

The WEA welcomes, as members, non-economists interested in economics and its relationship with their own field of interest.

To this end, the WEA will initially publish online three quarterly journals and host online conferences. Online subscriptions are free to members (a fee will be charged for print copies). The anticipated size of the WEA’s membership means that its journals will have one of the largest readerships of any in the world

Nueva edición de La cosecha del imperio: una historia de los latinos en Estados Unidos

 

Amy Goodman

AMY GOODMAN: Juan, tu libro, Harvest of the Empire: A History of Latinos in America (La cosecha del imperio: una historia de los latinos en Estados Unidos), se publicó en el año 2000 y ahora estamos en 2011. Lo has revisado completamente. ¿Por qué lo vuelves a publicar?

JUAN GONZÁLEZ: Primero de todo, porque muchas universidades de todo el país lo siguen usando en cursos de nivel terciario, entonces a mi editor le pareció que muchos de los datos que cito en el libro estaban desactualizados. Pero la principal razón es que la presencia latina en Estados Unidos continúa creciendo a un nivel asombroso. Sin embargo, la mayoría de los estadounidenses aún no está muy segura de por qué está pasando esto o hay falta información sobre este tema. Puedes verlo en todos los programa de la derecha que constantemente alimentan el sentimiento antimigratorio contra los inmigrantes indocumentados en el país.

Pienso que no sólo era necesario actualizar los datos sino volver a enfatizar la enorme transformación que se está produciendo en Estados Unidos. Por ejemplo, la Oficina de Censos calcula que para el año 2050 una de cada tres personas en Estados Unidos será de origen latino. Y si las tendencias actuales continúan, es completamente posible que para finales de este siglo, para 2100, la mitad de la población de Estados Unidos tenga antepasados no en Europa, sino en Latinoamérica. Es una transformación enorme si tenemos en cuenta que sólo había unos pocos millones de latinos en la década de 1970 que representaban alrededor del 4 por ciento de la población y ahora estamos hablando para 2100 de más del 50 por ciento del total de la población.

Por supuesto, esto no está pasando sólo en Estados Unidos. La realidad es que hubo una enorme transformación en los países avanzados del mundo a partir de la Segunda Guerra Mundial con la llegada de los habitantes del tercer mundo a occidente. Inglaterra no sabe qué hacer con todos los hindúes, pakistaníes y jamaiquinos. Francia no sabe qué hacer con todos los argelinos, tunecinos y marroquíes. Alemania no sabe qué hacer con todos los turcos. La gente de las ex colonias se trasladó a occidente a partir de la Segunda Guerra Mundial y está transformando la composición misma de estas naciones y planteando todo tipo de cuestiones acerca del lenguaje, la religión y la cultura. Y en Estados Unidos hace mucho que están los latinoamericanos. Como digo en el libro, entre 1960 y 2008, más de 44 millones de personas emigraron a Estados Unidos, legal o ilegalmente, la mitad de las cuales venía de Latinoamérica, por lo que en realidad el principal impulso y crecimiento de la situación inmigratoria en Estados Unidos está dado por los latinos que vienen del sur del hemisferio.

Lea el artículo completo en Democracy Now

Nube de etiquetas