Economía marxista para el Siglo XXI

Archivo para marzo, 2013

In Marx’s Laboratory. Critical Interpretations of the Grundrisse

Edited by Riccardo Bellofiore, University of Bergamo, Italy, Guido Starosta, National University of Quilmes, Argentina, and Peter D. Thomas, Brunel University, London

In Marx’s Laboratory. Critical Interpretations of the Grundrisse provides a critical analysis of the Grundrisse as a crucial stage in the development of Marx’s critique of political economy. Stressing both the achievements and limitations of this much-debated text, and drawing upon recent philological advances, this volume attempts to re-read Marx’s 1857-58 manuscripts against the background of Capital, as a ‘laboratory’ in which Marx first began to clarify central elements of his mature problematic. With chapters by an international range of authors from different traditions ofinterpretation, including the International Symposium on Marxian Theory, this volume provides an in-depth analysis of key themes and concepts in the Grundrisse, such as method, dialectics and abstraction; abstract labour, value, money and capital; technology, the ‘general intellect’ and revolutionary subjectivity, surplus-value, competition, crisis; and society, gender, ecology and pre-capitalist forms. (más…)

Rileggere Marx con le lenti della filologia

Roberto Fineschi

1. La nuova edizione del I libro del Capitale da me curata per le Opere Complete di Marx ed Engels (vol. XXXI, Napoli, La città del sole, 1600 pagine) è il tentativo di presentare al lettore italiano lo stato dell’arte dopo le significative novità emerse nel corso della pubblicazione della nuova edizione storico-critica, la seconda Marx-Engels-Gesamtausgabe (MEGA2), monumentale progetto in 114 volumi in corso di realizzazione da quasi quarant’anni e lungi dal completamento[1].

La circolazione delle opere di Marx è stata scarsa negli ultimi decenni; recentemente si è assistito alla ripresa di alcune pubblicazioni, fatto da salutare positivamente. Tuttavia, nella quasi totalità dei casi si sono semplicemente riproposti i vecchi testi, oppure li si è ripresentati sulla base delle edizioni tradizionali. La grande novità della MEGA consiste invece, sostanzialmente, nell’aver mostrato come molte delle opere più significative di Marx fossero in realtà una cosa diversa rispetto a quelle storicamente lette. A cambiare sono quindi non tanto, o non solo, le interpretazioni di Marx o Engels, ma la stessa base testuale su cui tali interpretazioni si sono sviluppate o possono svilupparsi. La nuova edizione del primo libro del Capitale muove, prima nel mondo occidentale, da questa premessa. (más…)

16 Tesis de Economía Política. Tesis IV

Enrique Dussel

Sistemas económicos no-equivalenciales. Propiedad y gestión heterónoma del excedente“: cuarta conferencia de Enrique Dussel sobre la crítica de la economía política de Marx de su curso “16 Tesis de Economía Política”

Feminismo y Marxismo: más de 30 años de controversias

MARXISMO FEMINISMO

Andrea D’Atri

Desde lo que se ha dado en llamar “la segunda ola” del feminismo, las controversias entre esta corriente y el marxismo estuvieron a la orden del día.

Creemos que no hubiera podido ser de otra manera: si el feminismo de la primera ola tuvo como interlocutor privilegiado al movimiento revolucionario de la burguesía –discutiendo sus parámetros de ciudadanía y derechos del Hombre que no incluían a las mujeres de la clase en ascenso–, el de los años ’70 dialogó –y no siempre en buenos términos– con el marxismo, abordando cuestiones que van desde la relación entre opresión y explotación hasta la reproducción de los valores patriarcales al interior de las organizaciones de izquierda y el fracaso de los llamados “socialismos reales”.

En este período se advierten los esfuerzos teóricos de parte del feminismo de unificar clase y género en el intento de subsumir los análisis sobre las mujeres a las categorías marxistas ortodoxas. “Algunas feministas mantenían que el género era una forma de clase, mientras que otras afirmaban que se podía hablar de las mujeres como clase en virtud de su posición dentro de la red de relaciones de producción ‘afectivo – sexuales’”

Leer texto completo [PDF]

Fuente: http://www.lahaine.org/index.php?p=37693

La crisis de Chipre. Esperando el desastre anunciado de uno de los paraísos fiscales de la eurozona.

Chipre: Esperando el desastre anunciado de uno de los paraísos fiscales
de la eurozona. Dossier
Aditya Chakrabortty, Alejandro Nadal, Larry Elliott, Paul Krugman, Michael Roberts, Yanis
Varoufakis, Francisco Louça…
Este dossier consta de los siguientes textos:
1. Las condiciones del rescate de Chipre: puro y simple atraco a mano armada,
Aditya Chakrabortty
2. Chipre: rescatar un paraíso fiscal, Alejandro Nadal
3. Cinco lecciones de una semana de confusión en Chipre, Larry Elliott
4. El trauma de la isla del tesoro, Paul Krugman
5. Chipre: ¡qué desastre!, Michael Roberts
6. El regalo del Parlamento chipriota a la eurozona, Yanis Varoufakis
7. Notas chipriotas para incomodar a los bien pensantes, Francisco Louça
Las condiciones

Haz clic para acceder a chi.pdf

Manuel Muñoz Navarrete. NO HAY ALTERNATIVAS (OTRO CAPITALISMO ES IMPOSIBLE)

En el contexto político abierto tras el 15M, determinados intelectuales están tratando de rizar el rizo resucitando la socialdemocracia keynesiana en el Estado español. En este trabajo pondremos en cuestión los presupuestos de la ideología reformista o socialdemócrata, que
ejemplificaremos particularmente con los libros Hay alternativas y Lo que España necesita,
escritos por los profesores Vicenç Navarro y Juan Torres, junto al diputado de Izquierda Unida Alberto Garzón.
Estamos persuadidos de que, teniendo en cuenta los rasgos del capitalismo actual, el proyecto propuesto por los autores es una utopía irrealizable y, además, reaccionaria. Su carácter reaccionario proviene del hecho de que las concesiones negociadas por la socialdemocracia
en las metrópolis no pueden desligarse de la sobreexplotación de la periferia. Su carácter
utópico, del hecho de que, en un capitalismo globalizado como el actual, ninguna burguesía
nacional podría, aunque quisiera, llevar a cabo semejantes políticas.
Por más que insista este singular trío, la realidad es que no hay alternativas… a menos que rompamos con el sistema capitalista, es decir, a menos que abolamos la propiedad privada de los medios de producción social, como base para iniciar un proceso sociocultural que revolucione la división social del trabajo, así como las formas de producción, distribución,
intercambio y consumo, en la perspectiva de construir un ser humano nuevo. Comencemos,
pues, por el principio.

Organizarse para la transición anticapitalista

Anticapitalistas en la Sexta

 

Socialismo21

 

Conferencia pronunciada en el Foro Social Mundial de 2010, Porto Alegre. Traducción de Eugenia Cervio.

 

“Comunistas son todos los que trabajan sin cesar para producir un futuro diferente al que el capitalismo depara. Esta es una definición interesante.Mientras que el comunismo tradicional institucionalizado está muerto y enterrado, según esta definición hay millones de comunistas de facto activos entre nosotros, dispuestos a actuar según sus comprensiones, preparados para consumar de manera creativa los imperativos anticapitalistas. Si, como declaraba el movimiento altermundista de finales de los noventa “otro mundo es posible”, entonces por qué no decimos también “otro comunismo es posible”. Las circunstancias actuales del desarrollo capitalista exigen algo así, si es que queremos lograr un cambio fundamental”.

La geografía histórica del desarrollo capitalista se encuentra en un punto clave de inflexión en el cual las configuraciones geográficas de poder están cambiando rápidamente en el mismo momento en que la dinámica temporal enfrenta serias limitaciones.

El 3% de crecimiento compuesto anual (usualmente considerada la tasa de crecimiento mínima aceptable para una economía capitalista saludable) es cada vez menos posible de sostener sin recurrir a todo tipo de ficciones (como las que han caracterizado a los mercados de acciones y mercados financieros en las dos últimas décadas).

Existen buenas razones para creer que no hay otra alternativa a un nuevo orden mundial de gobierno que, al fin y al cabo, tendrá que gestionar la transición a una economía de crecimiento cero. Si eso ha de realizarse de manera equitativa, entonces no hay otra alternativa al socialismo o comunismo. Desde finales de los noventa, el Foro Social Mundial se convirtió en el centro de articulación del tema “otro mundo es posible.” Ahora debe asumir la tarea de definir cómo otro socialismo o comunismo es posible y cómo se consumará la transición a estas alternativas. La crisis actual ofrece una oportunidad para reflexionar sobre lo que esto podría implicar.

La crisis actual se originó en las medidas adoptadas para resolver la crisis de los setenta. Estas medidas incluyeron:

El ataque exitoso a las organizaciones laborales y sus instituciones políticas mientras se movilizaba mano de obra global excedente, la implementación de cambios tecnológicos para reducir mano de obra y elevar la competencia. El resultado ha sido la reducción global del salario (disminución de la participación del salario en el PIB total en casi todas partes) y la creación de una reserva laboral descartable, aún más vasta, viviendo en condiciones marginales.

Socavar las estructuras precedentes de poder monopolista y desplazar la fase previa de capitalismo monopólico (de Estado nación) mediante la apertura capitalista a una competencia internacional mucho más salvaje. Intensificar la competencia mundial, traducida en reducir ganancias corporativas no financieras. El desarrollo geográfico desigual y la competencia interterritorial se convirtieron en rasgos fundamentales del desarrollo capitalista, abriendo la brecha hacia un cambio hegemónico de poder, en particular, pero no exclusivamente, en Asia oriental. (más…)

The Crisis of World Capitalism and the Left Alternative

6th Marx Communnale
  The Crisis of World Capitalism 
  and the Left Alternative  
  ○ When  : 10-12 May, 2013
  ○ Where : Sogang University
 
 
 
 

Conspirando desde la cocina

Marxist-Feminism-01Nicole Cox y Silvia Federici

Este artículo se escribió originalmente en noviembre de 1974 como una respuesta al artículo ‘Women & Pay for Housework’, escrito por Carol Lopate y publicado en la revista Liberation. Nuestra respuesta fue rechazada por los editores de dicha revista. Hemos decidido publicarla porque las ideas de Lopate han calado con más crudeza y facilidad de lo habitual. Y han calado no sólo porqué toma los principios fundamentales de la izquierda, sino porqué entabla una relación específica con el movimiento feminista internacional. Debemos añadir que con la publicación de este panfleto no estamos abriendo un debate estéril con la izquierda sino que lo estamos cerrando.

Desde Marx, ha quedado claro que el capital funciona y se desarrolla a partir de los salarios. Es decir, que la fundación de la sociedad capitalista se basa en los asalariados y en su directa explotación. Lo que todavía no tienen claro ni han asumido las organizaciones del movimiento obrero es que, justamente mediante los salarios tiene lugar la explotación de los que no tienen salarios. Y es justamente la falta de salario lo que esconde una explotación todavía más efectiva…En lo que se refiere a las mujeres, su trabajo se entiendo como un trabajo personal que queda fuera del capital (2).
No es casualidad que en los últimos meses varios periódicos de la izquierda hayan publicado ataques contra “Salarios para las amas de Casa”. No sólo porque cada vez que el movimiento de mujeres toma una posición autónoma la izquierda se sienta amenazada, sino también por que la izquierda considera que esta perspectiva supone implicaciones que van más allá de la “cuestión mujer” y representa una clara ruptura con sus políticas, pasadas y presentes, que tienen que ver con las mujeres y con el resto de la clase trabajadora. Además, el sectarismo que la izquierda ha mostrado tradicionalmente en relación con las luchas de las mujeres, es una consecuencia directa de su visión estrecha de la manera en que el capital funciona, y la dirección que la lucha de clases debe tomar y está tomando para romper su funcionamiento.

(más…)

¿Puede la civilización sobrevivir al capitalismo?

Autoridades de Río de Janeiro, Brasil, ordenaron el pasado día 14 levantar cerca de 65 toneladas de peces que murieron por los bajos índices de oxígeno en la laguna Rodrigo de Autoridades de Río de Janeiro, Brasil, ordenaron el pasado día 14 levantar cerca de 65 toneladas de peces que murieron por los bajos índices de oxígeno en la laguna Rodrigo de Peces muertos  en laguna Rodrigo de Freitas (Brasil), debido a la contaminación. Foto Reuters

Autoridades de Río de Janeiro, Brasil, ordenaron el pasado día 14 levantar cerca de 65 toneladas de peces que murieron por los bajos índices de oxígeno en la laguna Rodrigo de Freitas. Foto Reuters

Noam Chomsky
Hay capitalismo y luego el verdadero capitalismo existente. El término capitalismo se usa comúnmente para referirse al sistema económico de Estados Unidos con intervención sustancial del Estado, que va de subsidios para innovación creativa a la póliza de seguro gubernamental para bancos demasiado-grande-para-fracasar.

El sistema está altamente monopolizado, limitando la dependencia en el mercado cada vez más: En los últimos 20 años el reparto de utilidades de las 200 empresas más grandes se ha elevado enormemente, reporta el académico Robert W. McChesney en su nuevo libro Digital disconnect. Capitalismo es un término usado ahora comúnmente para describir sistemas en los que no hay capitalistas; por ejemplo, el conglomerado-cooperativa Mondragón en la región vasca de España o las empresas cooperativas que se expanden en el norte de Ohio, a menudo con apoyo conservador –ambas son discutidas en un importante trabajo del académico Gar Alperovitz. Algunos hasta pueden usar el término capitalismo para referirse a la democracia industrial apoyada por John Dewey, filósofo social líder de Estados Unidos, a finales del siglo XIX y principios del XX. Dewey instó a los trabajadores a ser los dueños de su destino industrial y a todas las instituciones a someterse a control público, incluyendo los medios de producción, intercambio, publicidad, transporte y comunicación. A falta de esto, alegaba Dewey, la política seguirá siendo la sombra que los grandes negocios proyectan sobre la sociedad. La democracia truncada que Dewey condenaba ha quedado hecha andrajos en los últimos años. Ahora el control del gobierno se ha concentrado estrechamente en el máximo del índice de ingresos, mientras la gran mayoría de los de abajo han sido virtualmente privados de sus derechos. (más…)

Nube de etiquetas