Economía marxista para el Siglo XXI

Archivo para abril, 2013

“Textos de dos grandes gramscianos internacionalistas: Manuel Sacristán y Francisco Fernández Buey”: Salvador López Arnal (editor)

En el aniversario de la muerte de Antonio Gramsci (1891-1937)

“Hace 30 años daba Radio Barcelona la noticia de la muerte de Antonio Gramsci (el 27 de abril de 1937,.a los 46 años de edad y a los seis días de haber cumplido condena bajo el primero de los fascismos europeos”. Así iniciaba Manuel Sacristán, en 1967, su texto sobre “La formación del marxismo de Gramsci” (Sobre Marx y Marxismo, Icaria, Barcelona, 1983, pp. 62-84). La noticia, si no ando errado, fue dada por el bridagista internacionalista italiano, el gran anarquista Carmelo Berneri.

Años después, unos textos de urgencia en su honor, sobre la obra del autor de los Quaderni, en este 76 aniversario de su prematuro fallecimiento, de dos grandes gramscianos hispánico-internacionalistas. Ambos, Sacristán y Fernández Buey, penetraron como pocos en la filosofía, en la política y en la vida del revolucionario sardo. Sea este “¿qué…

Ver la entrada original 383 palabras más

“Rethinking Microeconomics: A Proposed Reconstruction”: Anwar Shaikh

I. Introduction

Microeconomics is important because individual agents make choices, and choices have personal and social consequences. Incentives do matter, and they do affect individual choices. But it does not follow that individual decision making is characterized by the rules of so-called rational choice and rational expectations or by the reductive incentives they embody. Nor does it follow that aggregates can be analyzed in terms of representative agents. The historical, empirical and analytical evidence against this set of hypotheses is overwhelming. One purpose of this paper is to survey this evidence. But a larger purpose is to demonstrate that the central empirical findings of microeconomics do not require any such foundation, because they can be derived from a wide range of individual decision making modes. Aggregates are shown to be “robustly indifferent” to their microfoundations because shaping structures such as budget constraints and social influences which generally play decisive roles…

Ver la entrada original 1.072 palabras más

“El Trotsky de Žižek: una provocación necesaria”: Jaime Ortega y Víctor Hugo Pacheco

I. Introducción

A nadie le queda duda que Slavoj Žižek, intelectual esloveno, es quizás una de las figuras que más controversias levanta en cuanto escribe o publica algún texto. Desde su particular mirada de Lacan, hasta sus ensayos sobre Lenin, ha despertado un curioso interés dentro de la izquierda marxista y más allá de ella. En los últimos tiempos ha llegado a nosotros la presentación que hace al texto de León Trotsky titulado Terrorismo y Comunismo, un opúsculo redactado con la finalidad de polemizar, en el año de 1920, con la mayor figura de la socialdemocracia alemana: Karl Kautsky. Decimos que es una provocación –la de Žižek– porque coloca el texto y al autor de una forma tal que se vuelve obligatorio pensar y re–pensar algunas de las cuestiones que damos por obvias en la historia del comunismo y de la teoría que le dio sustento en tanto que…

Ver la entrada original 144 palabras más

¿Econometria o ideologia en ecuaciones?

Pinocho_estadísticopor
Michel Husson

La teoría dominante del desempleo es de una simplicidad bíblica: el desempleo es el resultado de una distorsión de precios. El precio del trabajo es demasiado elevado en relación a su productividad e induce a los empleadores a no comprar esta mercancía; pero, por otro lado, es demasiado bajo en relación a los ingresos sociales de reemplazo, lo que casi no incita a los desocupados a vender esta mercancía. Como científicos, la misión de los economistas es aceptar y enunciar esta dura realidad porque sería en vano querer ir al encuentro de leyes que tienen la misma ineluctabilidad, la misma densidad que, por ejemplo, la ley de la gravedad. Los cuerpos caen, y únicamente la baja del costo del trabajo y de las prestaciones de desempleo permiten la creación de puestos de trabajo.
Este artículo se propone examinar como semejante discurso puede dominar a pesar de su difícil adecuación a la realidad. El problema con la ciencia, es que es necesario aplicarla. Ahora bien, la economía dominante tiene dificultades para validar este lazo entre salario y empleo que tiende a desvanecerse a partir que se busca validarlo empíricamente. Sin embargo,dicho vínculo  es el eslabón faltante  que permitiría darle a la ideología dominante su máximo fortaleza. Y por eso la historia reciente de la modelización econométrica puede leerse como una serie de tentativas tendientes a restituir el esquema de base, al precio de incumplimientos cada vez más graves a las reglas metodológicas más elementales.

Descargue el artículo completo: http://hussonet.free.fr/ideoleco.pdf

El capitalismo en 10 lecciones: Breve curso ilustrado de economía heterodoxa por Michel Husson

Capitalismo_Husson272 páginas en color, formato 145 x 240 mm, encuadernación rústica cosida
PVP: 16,00 euros (IVA incluido)
con ilustraciones de Charb
ISBN: 978-84-940011-4-7

Recorrido en 10 etapas (salpicadas de cómicas ilustraciones) para probar la incompatibilidad del capitalismo con los retos sociales y ecológico de este tiempo en crisis. 392 more words

Sismondi, precursor de Marx por Diego Guerrero

sismondi-precursor-de-marx-9788492724277Reseña de Ángelo Narváez León

Diego Guerrero, Sismondi, precursor de Marx. Maia, Madrid, 2011.

El libro, como el mismo título explicita, profundiza en la relación, crítica y deuda de la teoría y estudios económicos de Karl Marx (1818 – 1883) con el trabajo de Jean-Charles-Léonard Simonde de Sismondi (1773 – 1842). Explicitando esta relación, Guerrero se mueve entre la historiología del pensamiento económico, la evolución del pensamiento económico marxiano y atisbos de fundamentación filosófica de la relación entre ambos: para realizar esto el autor nos plantea leer la relación en términos críticos, es decir, en relación al lugar que ocupan las crisis económicas en la determinación del pensamiento de Sismondi y Marx. De este modo, la primera parte del libro lleva por título “Sismondi, teórico del valor y la crisis” y, subsecuentemente, la segunda parte es intitulada “Marx y las teorías de la crisis”. (más…)

John Bellamy Foster. Marx, Kalecki, Keynes y la estrategia socialista: la superioridad de la economía política del trabajo sobre la economía política del capital. (El gran debate de la izquierda del siglo XX, revisitado)

Para ver con perspectiva histórica el estancamiento económico que afecta a los EEUU y a
otras economías capitalistas avanzadas hay que retrotraerse a la grave desaceleración de
1974-75, que marcó el fin de la prosperidad de posguerra. La interpretación dominante de la
recesión de mediados de los 70 dice que el pleno empleo de la primera época keynesiana
sentó las bases de la crisis al robustecer la posición del trabajo en relación con el capital. [1]
Según han venido sosteniendo muchos destacados economistas de izquierda cuya visión no
difiere en este punto de la corriente académica dominante, el problema era la existencia de una
clase capitalista “demasiado débil” y una clase obrera “demasiado fuerte”. [2] Con distintas
pruebas empíricas, se atribuía comúnmente la caída a un aumento de la participación salarial
en el ingreso, con la consiguiente contracción de los beneficios empresariales. Lo que ha
venido en llamarse “teoría de la crisis por contracción de beneficios”. [3]
La Monthly Review jugó un papel clave en la introducción de una variante radical de la
perspectiva de la “contracción de beneficios causada por el pleno empleo” en los EEUU
publicando en su número de octubre de 1974 el artículo seminal de Raford Boddy y James
Crotty “Class Conflict, Keynesian Policies, and the Business Cycle” [Conflicto de clase, políticas
keynesianas y ciclo económico] [4] Ese artículo iluminaba el bien establecido hecho de que los
salarios y los costes de mano de obra por unidad crecen cuando se acerca el pico máximo del
ciclo económico, apuntando indiciariamente al colapso del auge. Sin embargo, los autores
pasaron a sugerir que el incremento de la participación salarial en el ingreso en condiciones de
pleno empleo era responsable en buena medida del gran declive económico entonces en
curso. “Los capitalistas –escribían—, guiados por algo más que su instinto de clase, piensan
que el pleno empleo sostenido es manifiestamente absurdo… La maximización de beneficios
precisa evitar el pleno empleo sostenido”. Al sostener eso, los autores opusieron su perspectiva
a la del gran economista marxista polaco Michał Kalecki, así como a las posiciones de Josef
Steindl y Howard Sherman. [5]

http://www.sinpermiso.info/articulos/ficheros/foster1.pdf

Nube de etiquetas