Economía marxista para el Siglo XXI


Sociología crítica

Poca gente en nuestras sociedades “occidentales” conoce el Fascismo. Conocemos los campos de concentración, el genocidio judío (aprovecho para decir que además de judíos, encerraron y asesinaron a homosexuales, comunistas y todo aquel disfuncional a su práctica), lo jamado que estaba Hitler o que en España la guerra civil que empezó Franco con un golpe de Estado, la remataron los fascistas italianos y alemanes.

En general, la idea que tenemos del fascismo es que responde a una actuación desquiciada, propia de alguna forma de enajenación mental asociada siempre a mimetismos con un pasado remoto. Y esto es un enorme problema porque es el motivo de que ni lo reconozcamos, ni calibremos el peligro que tiene.

Se convierte en un caballo de Troya porque queda relegado a hablar de Hitler, a decir lo buenos que fueron los aliados (mentira, a Europa la liberó el ejército soviético) y a repetir como loros…

Ver la entrada original 1.246 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas