Economía marxista para el Siglo XXI

Archivo para marzo, 2016

“Una falta de verdadera humanidad comunista”

Rolando Astarita [Blog]

A partir de una crítica que realicé a la censura “socialista” (aquí, aquí y aquí), se me ha calificado de “tonto pacifista” por haber cuestionado la brutalidad de la colectivización forzosa en la URSS. Recuerdo que la colectivización habría costado entre seis y siete millones de muertes. El tema no es menor. En una nota que consta de varias partes, que estoy publicando de a poco en el blog, intento explicar por qué la colectivización y la industrialización acelerada significaron el quiebre definitivo de cualquier posibilidad de poder real de los obreros y campesinos en la Rusia soviética.

Pero no es esto lo que quiero tratar en esta nota, sino una cuestión mucho más elemental. Sostengo que es una aberración, una contradicción en los términos, pretender construir una sociedad libre de toda explotación y opresión sobre la base de millones de cadáveres. Por supuesto, una revolución tiene…

Ver la entrada original 1.443 palabras más

Romper el silencio: ha empezado una guerra mundial

 

Imagen de archivo de explosión nuclear en una de las Islas Marshall

Vientos de guerra en el mundo

Traducción del inglés para Rebelión de Carlos Riba García

He estado filmando en las islas Marshall, que están en medio del océano Pacífico, al norte de Australia. Cada vez que le digo a alguien dónde he estado me preguntan “¿Dónde es eso?”. Si doy una clave diciendo “Bikini”, dicen “Ah, el traje de baño”.

Pocas personas parecen estar enteradas de que el bañador llamado bikini tiene ese nombre para celebrar las explosiones nucleares que destruyeron el atolón de Bikini. Entre 1946 y 1958, Estados Unidos hizo estallar 66 artefactos nucleares –el equivalente a 1,6 bombas de Hiroshima cada día durante 12 años– en las islas Marshall.

Hoy día Bikini está en silencio, transformado y contaminado. Las palmeras crecen formando una extraña cuadrícula. Nada que se mueva, No hay pájaros. Las lápidas del viejo cementerio son focos vivos de radiación. El contador Geiger aplicado a mis zapatos marcaba “peligro”.

De pie en la playa veía caer el agua verde esmeralda del Pacífico por la pendiente de un enorme agujero negro. Se trata del cráter dejado por la bomba de hidrógeno a la que llamaron “Bravo”. La explosión envenenó a las personas y el medio ambiente en cientos de kilómetros, posiblemente para siempre.

En el viaje de regreso, hice escala en el aeropuerto de Honolulu; en el puesto de la prensa, vi la revista estadounidense Women’s Health (La salud de la mujer). En la portada, una sonriente mujer en bikini y el titular: “Tú también puedes tener un cuerpo bikini”. Unos días antes, en las Marshall, yo había entrevistado a mujeres que tenían muy diferente “cuerpo bikini”. Todas ellas habían sufrido cáncer de tiroides y otros cánceres posiblemente mortales.

Al contrario de la mujer que sonreía en la revista, todas ellas eran pobres: las víctimas y cobayas de una superpotencia rapaz que en estos momentos es más peligrosa que nunca.

Relato esta experiencia a modo de advertencia y para poner fin a una distracción que tantos de nosotros hemos consumido. El creador de la propaganda moderna, Edward Bernays, describía este fenómeno como “la manipulación consciente e inteligente de los hábitos y opiniones” de las sociedades democráticas. Él llamaba a esto “gobierno invisible”.

¿Cuántas personas tienen conciencia de que ha empezado una guerra mundial? Hoy en día, se trata de una guerra de propaganda, de mentiras y distracción, pero esto puede cambiar en cualquier momento, con la primera orden equivocada o el primer misil.

En 2009, el presidente Obama se presentó ante una multitud en actitud de adoración en el centro de Praga, en el corazón de Europa. Se comprometió a construir “un mundo libre de armas nucleares”. La gente lo ovacionó y algunos lloraban. Los medios derramaron un torrente de lugares comunes. Después de esto, a Obama se le concedió el Premio Nobel de la Paz.

Todo era una patraña. Obama estaba mintiendo.
(más…)

“La izquierda tiene que repensar su aparato teórico y táctico”

Roar Magazine

 

David Harvey, uno de los pensadores marxistas más prominentes de nuestro tiempo, se sentó con el activista colectivo AK Malabocas a discutir las transformaciones en el modo de acumulación capitalista, la centralidad del terreno urbano en las luchas de clase contemporáneas, y las implicancias de todo esto para la organización anti-capitalista.

AK Malabocas: En los últimos 40 años, el modo de acumulación capitalista ha cambiado globalmente. ¿Qué significan estos cambios para la lucha contra el capitalismo?

DH: Desde una perspectiva macro, cualquier modo de producción tiende a generar un tipo distintivo de oposición, la cual es un espejo curioso de sí mismo. Si miras atrás, en los ’60 o ’70, cuando el capital estaba organizado en grandes formas corporativas, jerárquicas, tenías estructuras de oposición que eran corporativas, tipos sindicalistas de aparatos políticos. En otras palabras, un sistema fordista generaba una oposición de tipo fordista.
(más…)

¿Es el socialismo democrático el “sueño americano”?

Viento Sur
La renta nacional se puede comparar con una tarta. Si entre un año y el siguiente la tarta crece, todo el mundo puede obtener una tajada mayor. Por el contrario, si el tamaño de la tarta continúa siendo el mismo, una mayor parte para algunos solo puede significar una menor parte para otros.

Esto nos ayuda a comprender el pésimo estado actual de la economía de EE UU y el ímpetu adquirido por la campaña electoral de Bernie Sanders, que hace mención a las necesidades de la gente trabajadora y de sus familias. Durante décadas, el crecimiento de la economía de EE UU ha estado estancado y, década tras década, conoce una ratio de crecimiento menor. En estas circunstancias, el rápido incremento de los ingresos de los de arriba -a los que Sanders le gusta llamar la “clase millonaria”- se da a expensas de los ingresos (la parte de la tarta) de los de abajo.

Los 400 multimillonarios del país acumulan más riqueza que la mitad de las rentas salariales de los de abajo; es decir, cerca de 150 millones de personas. La parte de los salarios en la renta nacional ha ido cayendo al mismo tiempo que las rentas de los propietarios han ido subiendo. Los trabajos son más precarios. Mucha gente ha sido expulsada del mercado laboral. Aunque el desempleo oficial haya decrecido en los últimos cinco años, resulta difícil conseguir buenos trabajos con salarios dignos. Cada vez hay más gente en la pobreza. La mayoría de los estudiantes en el sector público está clasificada como pobre o casi pobre.
(más…)

Cheap money, low oil prices and corporate debt

Michael Roberts Blog

Stock markets have rallied in the last month, buoyed by the decision of the European Central Bank to plough yet more credit into the banks and lower further its policy interest rate.  This was followed by the US Federal Reserve Bank’s monetary policy committee deciding not to raise its policy rate, claiming that it was worried about the state of global economy.  Investors loved this and interest rates fell to below zero for some bonds.  Now every financial institution is able to borrow as much as it wants for less than nothing.

So stock markets shot up, although they are still below the level of last summer.  But there is little to indicate that the so-called real economy globally is improving – on the contrary.  Global manufacturing output, as measured by investment bank, JP Morgan, is growing at only a 2.2% a year, less than half the usual trend, with…

Ver la entrada original 1.109 palabras más

I Encuentro Internacional de la Izquierda Revolucionaria – XI Jornadas de Investigación Histórico social del CEICS

Jornadas del CEICS – Razón y Revolución

Jornadas de Investigación Histórico social del CEICS

I Encuentro Internacional de la Izquierda Revolucionaria – XI Jornadas de Investigación Histórico social del CEICS

XI Jornadas de Investigación Histórico social del CEICS – I Encuentro Internacional de la Izquierda Revolucionaria

¿En dónde estamos?

La Izquierda Revolucionaria y la lucha de clases en el mundo actual

Buenos Aires,  1 al  3 de Septiembre de 2016

VER EVENTO

IV Jornadas de Investigación y debate político – X Jornadas de Investigación Histórico social del CEICS

Después de años de crecimiento, el ciclo de alza de América Latina parece cerca de su fin. De la mano de la suba de precios de las materias primas y de la disponibilidad de créditos baratos los niveles de consumo y las ganancias crecieron en la mayor parte del Continente. Esta evolución fue a contramano de lo que ocurría en los EEUU y en particular en Europa. Los políticos en base a ideas keynesianas sostuvieron que esta diferencia residía en que sus políticas de expansión del gasto fueron la clase del desacople. Sin embargo, nada dicen de la base de las mismas, porque pondría en evidencia la debilidad. Pero más allá de sus intenciones, ante la contracción de los pilares del crecimiento la clase obrera empieza una lenta ruptura con sus anteriores direcciones. En particular las luchas en Brasil y el resultado electoral de la izquierda en Argentina abren una nueva perspectiva para enfrentar la caída de los proyectos bonapartistas, como se ve por ejemplo en Venezuela. Una vez más el conocimiento científico debe desarrollarse desde una perspectiva histórica para en base a balances concretos del movimiento de la sociedad y sus determinantes discutir una respuesta programática. Como en sus 9 ediciones previas (3 como jornadas internacionales) convocamos a investigadores y militantes a desarrollar en nuestras jornadas la necesaria unidad entre la razón y la revolución.

ISSN: 2362-387X

VER EVENTO

LA TEORÍA DE LA CRISIS EN MARX: SU PROCESO DE FORMACIÓN

Makoto Itoh*

 

 

La teoría de la crisis de Marx, tal como aparece en El Capital, constituye un punto focal de su crítica sistemática de la economía clásica. Para ella, la economía capitalista es un orden natural definitivo de la sociedad humana. A diferencia de los clásicos, la teoría de Marx plantea científicamente la ley del movimiento de la producción capitalista, con sus formas y mecanismos históricos. Sin esta teoría sistemática no podemos esclarecer la necesidad lógica de las crisis cíclicas, las cuales ponen de manifiesto la naturaleza contradictoria de la economía capitalista en todas sus complejas interrelaciones.

 

Al estudiar fenómenos de esta complejidad, el nivel de abstracción y su base empírica cobran particular importancia. La teoría de la crisis que se encuentra en El Capital fue desarrollada para demostrar como un principio básico la inevitabilidad de las crisis cíclicas, y fue erigida sobre la base empírica de las crisis cíclicas más típicas de mediados del siglo XIX, a saber, la base histórica más apropiada para abstraer los fundamentos de dichos fenómenos.

Descargue el artículo completo

 

     * Trabajo publicado en la Revista “Análisis“, número 1, enero-marzo, 1977 (Lima-Perú). Como el original tenía algunos evidentes errores de traducción fue corregido por Vicente Lima. Una segunda revisión  la hizo Mariana Galicia contrastando la traducción de Análisis con Itoh, Makoto, “The Formation of Marx’s Theory of Crisis”, Science & Society, Vol. 42, No. 2 (Summer, 1978), pp. 129-155. Nota de Alejandro Valle Baeza

Nube de etiquetas