Economía marxista para el Siglo XXI

Archivo para abril, 2018

David Harvey and Marxism – an incompatible relationship

Stavros Mavroudeas

 

There is a very clever definition about the poseur (in more derogatory plain English the popinjay). The definition goes as follows: a poseur is someone that is good in one thing which he underestimates because he thinks that he is very good in something else in which he is totally useless.

David Harvey is a typical example of such a poseur. He was a very competent economic geographer but he chose to abandon his field of expertise for becoming a self and media-proclaimed doyen in Marxist Political Economy. Since this turn he went from one blunder to the other but each time achieving a tremendous publicity by the media of the frivolous softy Western Left. He endeavoured in economic analysis making absurd and lousy arguments which discredited Marxism (and were easily disparaged by Mainstreamers like Brad DeLong). He then took on to explain Marx and rectify Marxism with equal incompetence.

He meddled with the theory of imperialism proposing his ‘New Imperialism’ thesis. The latter argues that modern imperialism is based on (violent) direct extraction (expropriation) rather than on indirect economic exploitation. In this way he unwarrantedly equated capitalist imperialism with pre-capitalist imperialism. Pre-capitalist imperialism operated within pre-capitalist modes of production. The latter were systems of exploitation based on relations of violence and power; that is on the direct forceful obligation of the exploited classes. A serf was not asked if he wanted to be one; he was obliged to be. On the contrary, capitalism is a system of exploitation based on the economy; that is on indirect economic exploitation. No capitalist obliges a labourer to become his employee (and thus be exploited by the capitalist). The only thing that obliges the latter is his inability to sustain himself otherwise. Harvey’s ‘New Imperialism’ inspired several other equally superficial theorists (for example some Marxisant proponents of ‘financialisation’) in following his utterly erroneous path.

Read full article: https://wordpress.com/read/feeds/280189/posts/1818353040

Corregir los errores en la economía cubana

 

 

Vivienda_mala_Cuba

Un 39 % de la vivienda en Cuba es regular o mala

Elmer Pineda dos Santos

El V Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, presidido por Raúl Castro, quien dejará la presidencia el 19 de abril, examinó durante dos intensos días de trabajo la actualización del modelo económico y social cubano, complejo proceso emprendido en el país a partir del 2011.

El mandatario cubano, de 86 años, continuará hasta 2021 como jefe del gobernante Partido Comunista. Hace una década reemplazó en el poder a su hermano Fidel Castro y emprendió desde 2010 un programa que incluyó la apertura de pequeños negocios privados (en los que trabajan unas 580 mil personas) y la compraventa de viviendas, entre otras reformas.

Estas medidas buscaban dar mayor espacio a la iniciativa privada en el sector servicios y la apertura a la inversión extranjera, manteniendo el Estado el control de los sectores estratégicos. El Pleno reconoció que no siempre los organismos estatales se involucraron en el éxito de los negocios privados. (más…)

Marx 200 – a review of Marx’s economics, Michael Roberts

My new book is ready. Called Marx 200 – a review of Marx’s economics 200 years after his birth, it is published by Lulu and is now available on Lulu’s site. With the 200th anniversary of Karl Marx’s birthday on 5 May, I thought it might be useful to attempt to explain Marx’s economic ideas […]

a través de Marx 200 – a new book — Michael Roberts Blog

Cuba en una encrucijada

 Autogestión1
Guillermo Almeyra

El 29 de marzo, Rebelión publicó una entrevista con Rafael Hernández, director de la revista cubana Temas, que tiene el prometedor título de Por un socialismo sin miedo y hace importantes observaciones.

Dentro de pocos días, Raúl Castro renunciará a la presidencia de la República y quedará a cargo del partido. Se plantea, pues, cuál será la relación entre el Estado y el partido, hasta ahora entrelazados, pero con el partido subordinado al aparato estatal capitalista. También habrá que optar entre las diversas líneas –apenas esbozadas, lo cual aumenta la confusión– sobre qué debe entenderse como construcción del socialismo en una pequeña isla con escasos recursos, aunque gran capacidad y calidad humanas, situada en duraderas condiciones de asedio, escasez y de capitalismo de Estado. En efecto, estamos al borde de una guerra nuclear o de una catástrofe ecológica, y en los próximos años no parece probable una revolución y un régimen anticapitalista en ningún país industrializado y los adversarios del imperialismo estadunidense, salvo Venezuela, no son generosos amigos de Cuba, sino países capitalistas que, como China y Rusia, sólo responden a los intereses de sus respectivas oligarquías. Hernández nos recuerda que, para la juventud cubana, que creció en los recientes 40 años en la crisis económica, la escasez y la falta de perspectivas, la frase del Che Guevara sobre “los rezagos del pasado” no evoca el capitalismo, sino el “Periodo especial”, de fuerte autoritarismo y burocratización. Hace notar también que Fidel Castro tenía razón cuando decía que “nadie sabe cómo se construye el socialismo” porque, fuera de la referencia de Carlos Marx a la Comuna de París (y, agrego, de las indicaciones de León Trotsky en 1936 en La Revolución Traicionada), eso no se encuentra en los libros, sino que tiene que ser resuelto por los pueblos por la vía de experimentación-error-corrección en su lucha por la liberación nacional y social y, además, según las condiciones en cada país, podría tener una respuesta distinta. (más…)

Nube de etiquetas