Economía marxista para el Siglo XXI

Archivo para la Categoría "Capital financiero"

Cita

Crashed: more the how, than the why — Michael Roberts Blog

Adam Tooze was in London this week to present his new book, Crashed, How a decade of financial crises changed the world. Tooze is the author of The Deluge and The Wages of Destruction. The Wages of Destruction won the Wolfson Prize for History and the Longman-History Today Book of the Year Prize. He has taught at […]

a través de Crashed: more the how, than the why — Michael Roberts Blog

Capital financiero, especulación e “inversión pasiva”

especulacion

Rolando Astarita

Desde los años 1990 la tesis de la finaciarización ha gozado de una importante aceptación en los medios progresistas y de izquierda, incluido el marxismo. Entre los principales exponentes de la financiarización encontramos a Chesnais y sus colaboradores. Chesnais ha tenido una fuerte influencia en Argentina y en otros países de América Latina.

Según Chesnais, en las últimas décadas se ha establecido un régimen de acumulación mundial financiarizado (en lo que sigue me baso en Chesnais 1996). El mismo se basa en bajos salarios, y su funcionamiento está ordenado por las operaciones de un capital financiero que está más concentrado y centralizado que en ningún período anterior. En este régimen juegan un rol clave las instituciones financieras no bancarias, que buscan valorizar los fondos su cargo. Estas instituciones privilegian las colocaciones de corto plazo en acciones y otros títulos, en procura de una valorización puramente especulativas (ibid., p. 264). Precisemos que, siempre según la tesis de la financiarización, se trata de inversiones especulativas en el sentido establecido por Kaldor. Kaldor definía la especulación como una transacción de la mercancía motivada por la anticipación de un cambio de los precios existentes, y no por una ventaja asociada a su uso, a alguna transformación de la misma, o a una transferencia de un mercado a otro (ibid. p. 261). Guttmann, en la misma línea que Chesnais, explica:

“La especulación financiera, que representa el tipo de inversión que está en la base del crecimiento explosivo del capital ficticios, implica la compra y la venta de títulos a fin de obtener plusvalías, como resultado de la diferencia entre el precio de venta y el precio de compra…” (p. 82, en Chesnais, 1996). Por eso se habría impuesto una lógica “cortoplacista”, propia del “modelo americano” (en oposición al “modelo renano”, con predominancia de las inversiones de largo plazo). El cortoplacismo regiría entonces las inversiones productivas.

Especulación y teoría del valor trabajo

La idea de que el capital financiero obtiene jugosos beneficios por medio de la especulación está fuertemente arraigada en los ambientes progresistas. Por ejemplo, es una de las respuestas típicas que dan mis alumnos de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA), cuando les pregunto acerca de qué piensan sobre el capital financiero y su mecánica de valorización. La explicación es intuitivamente atractiva, ya que se acerca a la imagen de los “expertos en finanzas”, hábiles operadores que compran apalancados, o venden “corto”, haciendo de la nada jugosas diferencias. Incluso en el cine hemos visto estos personajes. Todo parece encajar: el capital financiero se valoriza con la especulación, y esta explica por qué crece el capital ficticio, y se estanca la producción. Chesnais llegó a sostener que, a resultas de estos mecanismos, “por primera vez en la historia del capitalismo, en el centro del sistema [se refiere a los países desarrollados], la acumulación del capital industrial no está más orientada a la reproducción ampliada” (ibid. 264). La volatilidad de los precios sería entonces funcional a esta valorización puramente especulativa de los capitales dinerarios.

Se trata, en última instancia, de la repetición de la vieja idea mercantilista, que explicaba la ganancia por comprar barato y vender caro. Es lo que también subyace en la explicación de la ganancia por “recargo” (o mark-up). La particularidad de Chesnais, Guttmann y otros teóricos de la financiarización es que aplican el enfoque a las ganancias financieras.

(más…)

“Finance Capital Today de François Chesnais”: reseña de Louis Gill

François Chenais es conocido por su importante aportación, de más de cuarenta años, al análisis del capitalismo contemporáneo y de sus crisis económicas y financieras. El economista francés acaba de publicar en la colección “Historical Materialism Book Series” (Ed. Brill, Leiden y Boston) un libro titulado Finance Capital Today. Corporations and Banks in the Lasting […]

a través de “Finance Capital Today de François Chesnais”: reseña de Louis Gill —

Trump, finanzas y la izquierda nacional — Rolando Astarita [Blog]

El triunfo de Trump impulsó a muchos intelectuales y políticos del campo nacional y popular, o de la izquierda nacional, a interpretarlo como una derrota de “la financiarización del capital”. Según este enfoque, y aun con los reparos que genera su discurso racista, machista y xenófobo, Trump representaría una alternativa “al modelo especulativo financiero” (Ricardo […]

a través de Trump, finanzas y la izquierda nacional — Rolando Astarita [Blog]

Crisis financiera en el horizonte (1) — Rolando Astarita [Blog]

Dada la extensión de la nota, la he dividido en partes A mediados de 2015 Grecia era el mayor candidato a convertirse en el catalizador de una nueva gran crisis financiera de alcances mundiales. Le seguían en chances Italia, Portugal y España. Desde fines del año pasado se sumó a la lista China y el […]

a través de Crisis financiera en el horizonte (1) — Rolando Astarita [Blog]

Costas Lapavitsas. Beneficios sin producción.Cómo nos explotan las finanzas.

En este libro estudia en profundidad la financiarización, probablemente el concepto más relevante para entender el capitalismo contemporáneo y, por ende, la larga fase de crisis que se inició en 2007.En este libro estudia en profundidad la financiarización, probablemente el concepto más relevante para entender el capitalismo contemporáneo y, por ende, la larga fase de crisis que se inició en 2007. Entendida como una forma de organización económica que ya no busca asegurar el crecimiento, el empleo o la inversión, sino el incremento de los beneficios por vía financiera, la financiarización ha impregnado el comportamiento de todos los agentes económicos (empresas, hogares, Estados). En este tiempo, el empresario se ha convertido en inversor, el beneficio en renta financiera y las inversiones en meros movimientos de masas de capital. Con el objeto de comprender la magnitud de estos cambios, Lapavitsas se empeña en una investigación original que le lleva a revisar todo lo que de relevante se ha escrito sobre el dinero y las finanzas y, de forma especial, los aportes marxistas.file:///C:/Users/unam/Documents/economarx21/PC10_beneficios_web.pdf

La deuda, las deudas

Revista Herramienta N° 55

Primavera de 2014 – Año XVII

ISSN 1852-4710

Autor(es): Logiudice, Edgardo

Logiudice, EdgardoLogiudice, Edgardo. Abogado y ex-docente de Ciencias Políticas de la Universidad de Buenos Aires y co-autor -junto a Leandro Ferreyra y Mabel Thwaytes Rey- de Gramsci Mirando al Sur, Buenos Aires, K&ai, 1994. Integró el Colectivo editorial de DOXA. Es autor de numerosos artículos y ensayos en publicaciones de Francia, Italia y nuestro país, referidos a las problemáticas de la pobreza, la propiedad, el Estado, la representación y la crítica a la ideología. Autor de Agamben y el Estado de Excepción, Ediciones Herramienta, Buenos Aires, 2007. Integra el Consejo de redacción de Herramienta


De esclavo a súbdito

de súbdito a ciudadano

de ciudadano a deudor

Ajo (María José Martín de Hoz)

Historia de la Humanidad

Preocupaciones

Dos parecen ser hoy las principales preocupaciones de las usinas ideológicas del pensamiento económico, político-económico, de los sectores dominantes. La desigualdad extrema y el funcionamiento de los mercados financieros. Dos caras o dos aspectos del capitalismo hegemonizado por el sector de las finanzas.

De los premios Nobel de la primera década de este siglo, también dos son los elegidos como portavoces por los grandes medios de difusión especializados en negocios y finanzas. Ellos llegan como voces de alerta frente a los límites escandalosos de la ortodoxia del llamado neoliberalismo. Ello les otorga cierto aire de progresismo que algunos sectores, particularmente los presuntos neo-keynesianos, se hallan dispuestos a comprar. La cerrazón de los grupos más conservadores, en especial en los Estados Unidos los republicanos, ayudan a abonar ese supuesto carácter.

Paul Krugman monta en el caballito de la desigualdad, de la extrema desigualdad. Claro es que no está sólo, lo acompañan nada menos que el FMI, con un informe de comienzos de año, y la calificadora de riesgos Standard & Poor’s, que se lució en su momento calificando como buenas las hipotecas basura, con otro del 5 de agosto.

(más…)

A Political Economy of Contemporary Capitalism and its Crisis: Demystifying Finance 2013

Contemporary_Capitalism_Milos_et_alнекатегорированные
title A Political Economy of Contemporary Capitalism and its Crisis: Demystifying Finance 2013
author(s) Dimitris P. Sotiropoulos, John Milios, Spyros Lapatsioras
size(bytes) 2724810
file type pdf

The recent financial meltdown and the resulting global recession have rekindled debates regarding the nature of contemporary capitalism.

This book analyses the ongoing financialization of the economy as a development within capitalism, and explores the ways in which it has changed the organization of capitalist power. The authors offer an interpretation of the role of the financial sphere which displays a striking contrast to the majority of contemporary heterodox approaches. Their interpretation stresses the crucial role of financial derivatives in the contemporary organization of capitalist power relations, arguing that the process of financialization is in fact entirely unthinkable in the absence of derivatives.

The book also uses Marx’s concepts and some of the arguments developed in the framework of the historic Marxist controversies on economic crises in order to gain an insight into the modern neoliberal form of capitalism and the recent financial crisis. Employing a series of international case studies, this book will be essential reading for all those with an interest in the financial crisis, and all those seeking to comprehend the workings of capitalism.

Download the book

Waste, bear markets and fictitious capital

Michael Roberts

Today’s jobs figures from the US were not promising.  Net new jobs rose 113,000, much less that expected and well below the average for 2013 of about 180,000 a month.  But the data are heavily mixed up by revisions to the time series, weather and confusions over how many people have just given up looking for a job at all.  Perhaps the best guide to what is going on is provided in this graph.

EmployRecJan2014

It shows that US employment levels are now close to the previous peak back in 2007, but it has taken six years to get there, two years longer than any previous recovery, and of course in that time those of working age have grown in number. Six years of way less than full employment is a huge waste of skills, energy and livelihoods for millions of Americans. (más…)

Consuelo Silva Flores y Claudio Lara Cortés. [Coordinadores]. “La crisis global y el capital ficticio”

A la memoria de
Reinaldo Carcanholo,
colega, amigo y compañero de ruta.

Introducción

Al momento de publicar este trabajo, estamos entrando en el séptimo año en que la economía mundial sufre la peor crisis del capitalismo de los últimos 80 años. Como bien es sabido, esta crisis global irrumpió en el sector fi nanciero e inmobiliario de Estados Unidos, para luego convertirse en 2008-2009 en una Gran Recesión que golpeó más duramente a los países capitalistas desarrollados, especialmente a las economías de Estados Unidos, Europa y Japón.

El precio de evitar que esa crisis se transformara en una depresión económica mundial como la Gran Depresión de los años treinta, ha sido la inmensa inyección de dinero público ante la decisión coordinada de los Estados de socializar las pérdidas de grandes empresas, principalmente del sector bancario y financiero. También financiaron,aunque a menor escala, programas de estímulo económico con el fi n de frenar al menos en parte la caída del consumo y de la inversión.

Todo ello llevó a un drástico incremento del gasto público, mientras los ingresos tributarios se derrumbaban con el desarrollo de la Gran Recesión. Y para fi nanciar ese desequilibrio, los Estados optaron por incrementar su nivel de endeudamiento, es decir, tuvieron que emitir más títulos de deuda pública, más capital ficticio. Si bien el despilfarro y la inefi ciencia estatal tenían parte de responsabilidad en eso, el problema del endeudamiento de las economías desarrolladas no reside sólo en el sector público, sino fundamentalmente en el espectacular incremento de la deuda de capitales privados, sobre todo del sector fi nanciero. Sin embargo, los bancos centrales protegen a estos últimos, de forma notoria el Banco Central Europeo (BCE), que simplemente observa cómo los capitales financieros proceden a desangrar a sus víctimas especulando con la deuda pública, siendo Grecia el caso más dramático.

No sólo eso, las actuales medidas de los gobiernos europeos están encaminadas a aplicar los planes de ajuste impuestos por la ‘Troika’ (Fondo Monetario Internacional, BCE y Comisión Europea) bajo el supuesto que el problema reside en las fi nanzas públicas. Quieren corregir el défi cit presupuestario a través de un descenso de los gastos, lo que provocará un retroceso más del Estado del Bienestar. Sin embargo, en medio de una crisis financiera y económica tan destructiva, y con políticas de austeridad que muestran ser totalmente estériles, es inevitable que los efectos perversos de la crisis sigan prevaleciendo: el desapalancamiento, el elevado desempleo, la baja inversión y una creciente deuda pública. Todas ellas tendrán un gran peso en las principales economías occidentales durante algún tiempo por venir, siendo incapaces hasta ahora de recuperar los niveles de crecimiento previo a la crisis.
+

Las economías ‘emergentes’ y periféricas, si bien no experimentaron grandes crisis bancarias y financieras, si sufrieron importantes coletazos en la actividad industrial y comercial, sobre todo tras el colapso del comercio mundial en 2009. Pero, al contrario de los países desarrollados, esas economías mostraron una fuerte capacidad de recuperación económica, lideradas por el grupo BRIC (Brasil, Rusia, India y China). Claro que esta recuperación no se debe a una verdadera política de ‘defensa’ de los intereses nacionales y latinoamericanos, sino paradójicamente a la propia dinámica del capital y la crisis; caracterizada por la huida masiva de capital ficticio excedentario desde un centro capitalista atormentado hacia ‘aguas más tranquilas’, así como por el diferencial de tasas de interés que fomenta la bicicleta fi nanciera conocida como carry trade y arbitraje financiero. Por lo mismo, en todos estos años de crisis viene verificándose, especialmente en América Latina, un impresionante auge del crédito privado en todas sus formas, incluyendo los derivados.

La explosión y el desarrollo de la crisis global han generado grandes debates y la aparición de un gran número de análisis desde distintas perspectivas teóricas. En éstos, los intelectuales marxistas y radicales, activistas y grupos políticos, han hecho valiosos aportes sobre la base de un examen crítico de las causas y del carácter profundo de esta crisis capitalista.

Sin embargo, muchos autores de ese grupo consideran que la crisis en curso no es sólo profunda, sino sobre todo que históricamente no tiene precedentes. Esto en el sentido que se trataría de la crisis de un capitalismo global ‘financiarizado’, donde la hipertrofi a financiera jugó un papel decisivo, tanto en el estallido de la propia crisis como en el crecimiento económico del mundo en los 30 años previos. Las interpretaciones que coinciden con este análisis general, han colocado en el centro de sus preocupaciones el cómo las finanzas contemporáneas han cambiado, su relación con la acumulación y su efecto sobre el sistema capitalista en su conjunto.

Ciertamente, la categoría de fi nanciarización todavía está en un estado primario y subdesarrollado, y es comprendido de manera muy distinta por los economistas heterodoxos y marxistas. Con la intención de aportar a su enriquecimiento y a la interpretación de la crisis, los autores que participan de esta publicación proponen la introducción del concepto de ‘capital fi cticio’, que ya fuera analizado por Marx en el tercer volumen de El Capital. Este autor designa como capital ficticio a los derechos circulantes, tanto los títulos como las acciones, que tienen en común dar a sus propietarios el derecho a un flujo de ingresos, dejándolos con más dinero del que tenían cuando comenzaron.

El texto de Marques y Nakatani constituye una excelente introducción a los elementos fundamentales de la teoría del capital ficticio, y en él se pone de manifi esto la plena vigencia de la obra de Marx para la comprensión del estallido de la crisis y para la crítica de la misma. Por su parte, el trabajo de Carcanholo y Sabadini busca elaborar respuestas a las preguntas que se hace sobre la naturaleza de las ganancias del capital fi cticio, y esto requiere un examen crítico del propio concepto, sin dar nada por sentado. El tercer trabajo argumenta que el auge de las fi nanzas signifi có su propia transformación y la creación de mayores relaciones fi nanciarizadas tanto entre capitales y entre capital y trabajo. Esta expansión liderada por el capital ficticio no se detuvo con la crisis y alcanza ahora con mayor fuerza a las economías ‘emergentes’. Todos los autores comparten la visión de considerar a las finanzas como una función social compleja que no puede aislarse de la llamada economía “real”. Además, de recuperar la categoría de capital ficticio para una mejor comprensión del capitalismo contemporáneo.
Finalmente, quisiéramos dedicar este libro a la memoria de Reinaldo Carcanholo, quién nos dejó en el mes de mayo de este año; por su gran aporte al debate y su contribución al pensamiento crítico latinoamericano. No podemos dejar de mencionar su importante rol a la creación y desarrollo de la Sociedad de Economía Política y Pensamiento Crítico de América Latina – SEPLA.

Claudio Lara Cortés
Consuelo Silva Flores

INDICE
-Introducción

-El capital ficticio y su crisis

-Capital ficticio y ganancias ficticias

-Profundización de la crisis global, capital ficticio y más allá

-Acerca de los autores

http://marxismocritico.com/2014/01/08/la-crisis-global-y-el-capital-ficticio/

Descargar el libro completo: Crisis global y capital ficticio
Fuente: http://www.clacso.org.ar/

Nube de etiquetas