Economía marxista para el Siglo XXI

Archivo para la Categoría "Crítica a la teoría neoclásica"

Reflexiones metodológicas y políticas sobre ‘El capital en el siglo XXI’ y el concepto de ‘capital’

James K. Galbraith

I

¿Qué es el “capital”? Para Karl Marx era una categoría social, política y jurídica: los medios de control de los medios de producción por parte de la clase dominante. El capital podía ser dinero, podía ser máquina; podía ser fijo y podía ser variable. Pero la esencia del capital no era ni física ni financiera. Era el poder que el capital daba a los capitalistas, a saber: la autoridad para tomar decisiones y sacar excedente del trabajador.

A comienzos del pasado siglo, la teoría económica neoclásica sofocó ese análisis social y político, substituyéndolo por uno de tipo mecánico. El capital fue recategorizado como un elemento físico que se hallaba a la par con el trabajo en la producción del producto. Esta noción de capital facilitó la expresión matemática de la “función de producción”, de modo que salarios y beneficios quedaban vinculados a los “productos marginales” respectivos de cada factor. La nueva visión elevaba así el uso de las máquinas por encima del papel de sus propietarios, y legitimaba el beneficio como la remuneración justa de una contribución indispensable.

Las matemáticas simbólicas traen consigo la cuantificación. Por ejemplo, si uno quiere sostener que una economía usa más capital (en relación con el trabajo) que otra, tiene que haber alguna unidad común para cada factor. Para el trabajo, podría ser una hora de tiempo de trabajo. ¿Y para el capital? Una vez se deja atrás el “modelo del grano”, en el que el capital (la semilla) y el producto (la harina) son la misma cosa, hay que hacer conmensurables todas las diversas piezas de equipo e inventario que constituyen el “stock de capital” existente. ¿Y cómo?

(más…)

Elementos para una segunda crítica de la economía política.

 

Franz J. Hinkelammert
Henry Mora Jiménez
La primera crítica de la economía política: “poner de pie lo que está de cabeza”.
Una reconstitución del pensamiento crítico incluye hoy, necesariamente, una reconstitución de la crítica de la economía política (y también una crítica del derecho, de la legalidad y de su relación con la legitimidad). Por eso, debemos hacer explícito el punto de vista y la tradición desde la cual hacemos “crítica de la economía política”.
Para acometer esta nueva crítica de la economía política, nos inscribimos en la tradición instaurada por la primera crítica de la economía política, esto es, la realizada por Marx a la economía política de su tiempo: Petty, Quesnay, Smith, Ricardo, Malthus, Mill; entre los autores más importantes de la llamada escuela clásica.
Esta crítica de Marx a la economía política de su tiempo es una crítica de evaluación, no una crítica que pretenda desechar y borrar todo lo criticado; es ruptura y es continuidad (la economía clásica es “ciencia burguesa”, al decir de Marx). Esto la diferencia de la crítica de Popper y de Hayek, especialmente hacia Marx (Marx como “error puro”).
Marx se refiere a la economía política clásica en un sentido similar a aquella famosa expresión que usara para referirse a la filosofía de Hegel: “está de cabeza, hay que ponerla de pie”. Veamos este punto con detalle.

(más…)

Inconsistencia de la teoría neoclásica: aplicación del análisis dimensional a la economía

DA
César Sánchez Pérez.
¿Son iguales las manzanas a las peras?, desde luego que no. Estas líneas reflexionan sobre el análisis dimensional en la economía y particularmente en la economía de los trabajadores. Su aplicación deja en evidencia la inconsistencia de las recetas neoclásicas al desempleo y a su política de salarios.
 

¿Econometria o ideologia en ecuaciones?

Pinocho_estadísticopor
Michel Husson

La teoría dominante del desempleo es de una simplicidad bíblica: el desempleo es el resultado de una distorsión de precios. El precio del trabajo es demasiado elevado en relación a su productividad e induce a los empleadores a no comprar esta mercancía; pero, por otro lado, es demasiado bajo en relación a los ingresos sociales de reemplazo, lo que casi no incita a los desocupados a vender esta mercancía. Como científicos, la misión de los economistas es aceptar y enunciar esta dura realidad porque sería en vano querer ir al encuentro de leyes que tienen la misma ineluctabilidad, la misma densidad que, por ejemplo, la ley de la gravedad. Los cuerpos caen, y únicamente la baja del costo del trabajo y de las prestaciones de desempleo permiten la creación de puestos de trabajo.
Este artículo se propone examinar como semejante discurso puede dominar a pesar de su difícil adecuación a la realidad. El problema con la ciencia, es que es necesario aplicarla. Ahora bien, la economía dominante tiene dificultades para validar este lazo entre salario y empleo que tiende a desvanecerse a partir que se busca validarlo empíricamente. Sin embargo,dicho vínculo  es el eslabón faltante  que permitiría darle a la ideología dominante su máximo fortaleza. Y por eso la historia reciente de la modelización econométrica puede leerse como una serie de tentativas tendientes a restituir el esquema de base, al precio de incumplimientos cada vez más graves a las reglas metodológicas más elementales.

Descargue el artículo completo: http://hussonet.free.fr/ideoleco.pdf

Real-world economics review issue 62

formerly the post-autistic economics review               ISSN 1755-9472

 

an email-delivered pdf economics journal of the World Economics Association
Subscribers: 21,755 from over 150 countries
   
Click here to subscribe for free (it takes 15 seconds)

and receive immediate access to the current issue and future issues

or

Click here to join for free the World Economics Association (founded May 2011, 11,000+ members)

and receive this journal and its sister journals Economic Thought and World Economics Review

____________________________________________________________________________________________

 

In the current issue, no. 62 –  15  December 2012

 

Economics


A radical reformation of economics education                                            2

Jack Reardon

 

To observe or not to observe:                                                                    20

Complementary pluralism in physics and economics

Edward Fullbrook

(más…)

Economía no liberal para liberales y no liberales libro de Diego Guerrero

Portada del libro de Diego Guerrero

“Soy antiliberal porque el liberalismo es mentira. Todo él es una mentira de principio a fin, pero una mentira que, por desgracia, engaña a mucha gente y la hace más feliza de lo que se merece. Es una “retórica de la libertad” que no contiene ni medio gramo de auténticas libertades. O mejor dicho, es una libertad que se asienta en la “libertad de explotación”, que sólo está al alcance de un pequeño porcentaje de la población. Esta falsa libertad se mantiene y se propaga porque la gente no se ha rebelado todavía contra esta falsedad. Porque somos demasiado sumisos -por ahora- ante (ante, bajo y con) la legalidad y la legitimidad de que la mayoría tengamos que someternos a la exigencia de dejarnos explotar y dejarnos extraer plusvalor (a partir de la parte de nuestra jornada laboral que no nos pagan) como condición ineludible para poder sobrevivir y vivir la vida que nos corresponde, ésa tan pobre y gris que caracteriza a nuestra figura de asalariados o mercaderes de fuerza de trabajo”.

Tener que vivir como “capitalistas pobres”, mendigando el precio de nuestra mercancía y soportando los ataques de nuestros explotadores, sólo parece sentarnos mal a muy pocos. Pero lo que a mi me mata es que los ideólogos, los voceros y los sicofantes de los capitalistas lo hagan tan a gusto. Si tienen interés en la explotación, vale: se entiende. Pero si no la tienen son uno traidores y merecen que les tiremos tomates por la calle.

Sobre todo, si llevan chaquetas que están pidiendo a gritos: “vengan esos tomates”.


Adjuntamos el libro de Diego Guerrero “Economía no liberal para liberales y no liberales” que escribió en respuesta al “Economía liberal para no economistas y no liberales” del economista neoclásico-mediático Xavier Sala i Martí…

El libro de Diego Guerrero se lee muy bien… crítica seriamente y además tiene mucho sentido del humor.

Economía no liberal para liberales y no liberales

Más información: http://www.eumed.net

Entrada tomada del excelente blog Marxismo Crítico

Krugman “Knocked out of Neoclassical Orbit” by Steve Keen’s Meteoric Rise!

Nube de etiquetas