Economía marxista para el Siglo XXI

Archivo para la Categoría "Marxismo"

Fallece Marta Harnecker, gran intelectual marxista

Foto

  • Su obra, básica para la formación de la izquierda latinoamericana
  • La intelectual chilena acompañó los principales movimientos populares en América Latina
  •  Logró hacer escapar al marxismo de una reclusión eurocéntrica mortal: Samir Amin
  • Destacó por su pensamiento crítico en el continente
La Redacción, periódico La Jornada
Domingo 16 de junio de 2019, p. 11

 

Este sábado falleció una de las figuras más importantes de la izquierda latinoamericana, la sicóloga, investigadora, educadora y autora Marta Harnecker, quien publicó más de 80 libros sobre política, marxismo y filosofía, entre los que figura Conceptos elementales del materialismo histórico, escrito en 1969 y que ya superó las 70 ediciones. Centrada en el analisis del movimiento obrero y la elaboración de abundante documentación formativa, fue colaboradora de los movimientos populares en América Lartina.

El ministro de Cultura de Venezuela, Ernesto Villegas, y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional de El Salvador estuvieron entre los primeros en ofrecer sus condolencias.

La activista nació en Chile en 1937 y ahí sobrevivió al golpe militar contra el gobierno socialista de Salvador Allende, derrocado por la dictadura militar de Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973. Después se refugió en Cuba.

Hija de migrantes austriacos que hicieron su hogar en Chile en 1937, fue educada en la infancia en la fe católica. Harnecker estudió sicología en la Universidad Católica de Chile en 1962. Hizo estudios de posgrado en París, donde conoció a Paul Ricoeur y Louis Althusser. A su regreso a Chile, en 1968, fue profesora de materialismo histórico y economía política en sociología de la Universidad de Chile y directora del semanario político Chile Hoy.

En 1960 visitó Cuba y quedó impresionada. A raíz de la prohibición de divulgar las experiencias que tuvo en la isla, de acuerdo con quienes la conocieron, se alejó del catolicismo militante de sus compañeros de Acción Católica, grupo del que era miembro, pues le prohibieron hablar de la revolución encabezada por Fidel Castro.

(más…)

El porqué soy un economista marxista

Moseley

Fred Moseley

Fred Moseley, profesor de Economía, Mount Holyoke College*

Comencé mi charla de esta manera: muchos amigos y colegas me han preguntado a lo largo de los años: “Fred, ¿por qué eres un economista marxista?” Eres un buen estadounidense de sangre roja, un hombre de deportes, ¿por qué marxista?” Así que esta ceremonia de reconocimiento parecía ser una ocasión apropiada para intentar responder esa pregunta. Y esto es lo que procedí a comentar:
Algunas de las personas que me hacían esta preguntan añadían algo como: “Fred, la Unión Soviética ha colapsado, se ha ido. ¿Por qué sigues interesado en la teoría de Marx?” Intenté ser educado y no decirle a esta gente que mostraban su ignorancia sobre la teoría de Marx; pero sí enfaticé que la teoría de Marx no tiene que ver con la Unión Soviética, o con el antiguo bloque Soviético o con China. La teoría de Marx es sobre el capitalismo. Ante todo, ¡el título del libro de Marx es El capital! Y es una teoría sobre el capitalismo, una teoría alternativa del capitalismo, alternativa a la microeconomía y a la macroeconomía convencional.
Es primordialmente una teoría macro, sobre la economía capitalista como un todo y de cómo las economías capitalistas se desarrollan a lo largo del tiempo y por qué son susceptibles a las crisis. La respuesta breve a por qué soy un economista marxista es en realidad muy sencilla : porque creo que la teoría de Marx provee la mejor explicación de los fenómenos más importantes de las economías capitalistas, mejor que cualquier otra teoría económica, incluyendo la micro y macro convencionales. Esto es, soy un economista marxista porque la teoría de Marx tiene un poder explicativo mucho mayor que cualquier otra teoría económica. Estoy utilizando el criterio científico estándar de que una decisión entre dos teorías debe basarse en la comparación entre el poder explicativo empírico entre ellas. Los fenómenos más importantes de las economías capitalistas que son explicados por la teoría de Marx y que discutiré son los siguientes: la ganancia, los conflictos entre capitalistas y trabajadores, el cambio tecnológico endógeno, la tendencia de la tasa de ganancia, las crisis recurrentes y los ciclos auge/depresión, la desigualdad creciente y la reciente Gran Recesión. Discutiré cada una de ellos en su turno. El punto general es que todos estos importantes fenómenos son explicados por la teoría de Marx y la mayoría de ellos no son, para nada, explicados por la economía convencional.

*Fragmento de una transcripción de una videoconferencia impartida por Moseley en la Facultad de Economía de la UNAM en febrero de 2016. La transcripción y la traducción son obra de Sebastián Hernández Solorza, estudiante de la Licenciatura en Economía en el ITAM (Instituto Tecnológico Autónomo de México). Email: a.sebastian.hdz.s@gmail.com.

Descargue aquí el borrador completo de la transcripción traducida al español.

Capitalismo y Anwar Shaikh

Resultado de imagen para capitalism shaikh roberts

Shaikh, A. Capitalism – competition, conflict, crises . Oxford University Press, Nueva York, 2016. [1]

Michael Roberts

4-IV-2016

El libro más importante sobre el capitalismo de este año será Capitalism – competition, conflict, crises  de Anwar Shaikh.

Shaikh es uno de los más importantes economistas de inspiración clásica y marxista (economía política, se dice en ocasiones), ha enseñado en la New School of Social Research por más de 30 años, ha escrito 3 libros y 72 artículos. Capitalism – competition, conflict, crises es su contribución más ambiciosa. Como Shaikh comenta, el libro intenta deducir la teoría económica del mundo real y posteriormente estudiar con esa teoría problemas reales. Shaikh emplea las categorías y la teoría de los economistas clásicos a todos los temas económicos relevantes, incluyendo los que supuestamente se consideran la esfera de la economía ortodoxa (mainstream economics) como la oferta y la demanda, los precios relativos de bienes y servicios, las tasas de interés, los precios de los activos financieros y el cambio tecnológico.

Shaikh comenta que su “método es muy diferente del usado por la economía ortodoxa y por la corriente heterodoxa dominante.” Cuestiona al método neoclásico el cual parte de “empresas perfectas, individuos perfectos, conocimiento perfecto, conducta maximizadora perfecta, expectativas racionales, etc.” para que después “introducir varias imperfecciones en la teoría justificando así las tendencias individuales observadas”; aunque en su cuerpo teórico “no tienen una teoría general de las imperfecciones. Para rechazar el método neoclásico el autor utiliza el comportamiento humano real, en lugar de la abstracción llamada homo economicus; y el concepto de competencia real en lugar de la competencia perfecta. Los capítulos 3, y del 7 al 8 enfatizan la diferencia. La discusión en esos capítulos es el método clásico contrapuesto al neoclásico.

El libro es producto de 15 años de trabajo; tomó, entonces, más tiempo de elaboración que el empleado por Marx para realizar el primer volumen de El capital -entre 1855 a 1867. El libro es muy basto. En cada capítulo toda la teoría del libro es comparada contra datos reales, así como con los argumentos neoclásicos, keynesianos y poskeynesianos.  Se desarrolla una teoría de la “competencia real” para explicar empíricamente los precios relativos, los márgenes de ganancia, las tasas de ganancia, las tasas de interés, los precios de los bonos y los de las acciones, los tipos de cambio y la balanza comercial. En el libro, la oferta y la demanda dependen de la rentabilidad y ellas interactúan basándose en la teoría de valor de Marx y no en la Ley de Say ni en el keynesianismo. Se desarrolla una teoría clásica de la inflación y se usa para varios países. Por último, se desarrolla una teoría de la crisis y se integra a la macrodinámica. Muchos temas, como se puede ver.

En esta revisión no es posible abarcar todos los aspectos del libro. Sin embargo; los lectores del blog, pueden seguir con más detalle los argumentos de Shaikh en una serie de 21 videos que cubren todos los capítulos del libro. Los videos en ocasiones pueden ser muy técnicos pero el esfuerzo de concentrarse vale la pena. Particularmente, conviene ver la conferencia 15 para un resumen completo de lo que es el sistema capitalista–esta conferencia es obligatoria para todos los interesados en un conocimiento teórico del capitalismo.

En esta contribución, quiero centrarme en las ideas de Shaikh sobre las crisis capitalistas y en particular, cómo podemos identificar cuál es la etapa que actualmente está atravesando el sistema.

Shaikh considera que en la superficie, la última crisis, la Gran Recesión, aparece como una crisis de financiarización excesiva. Pero esta visión no acierta en identificar las causas reales de la crisis. Keynesianos y poskeynesianos argumentan que las causas de ella son la desigualdad y el desempleo; por tales razones se necesita mantener estable la participación salarial en el PIB y utilizar las políticas fiscal y monetaria para alcanzar pleno empleo. Sin embargo; el autor comenta que tales políticas no serían efectivas porque, al menos en Estados Unidos, los economistas poskeynesianos han entendido erróneamente las causas de la crisis, la verdadera causa es el movimiento de la rentabilidad -la variable más importante del capitalismo.

La crisis actual fue precedida por una larga caída en la tasa de ganancia. El ataque neoliberal contra los trabajadores desde la década de los 80 eliminó los aumentos salariales y redujo la participación salarial en el PIB con el objetivo de mantener la tasa de ganancia. El gran descenso de las tasas de interés en los años 80 estimuló la expansión del crédito; mientras tanto el financiamiento barato por medio de la deuda sirvió para incrementar la tasa de ganancia empresarial neta. Entonces, una política fiscal del tipo keynesiano podría aumentar el empleo, pero no el crecimiento. Para crecer, es necesario incrementar la tasa de ganancia neta; tomando en cuenta que las tasas de interés son cercanas a cero (incluso ya son negativas).

Shaikh enfatiza que en el capitalismo la ganancia causa el crecimiento y que las fluctuaciones cíclicas se deben a la rentabilidad. Las fluctuaciones se manifiestan en los ciclos de los negocios y en el del capital fijo inherentes a la producción capitalista. Las crisis son normales en este sistema. La historia de las economías de mercado muestra recurrentes auges y caídas a lo largo de siglos, emanando de los países desarrollados para ser más exactos. Las crisis más agudas en el capitalismo son las “depresiones” como la de los años de 1840, la “Larga Depresión” de 1873-1893, la “Gran Crisis ” de los años treinta, la “Crisis de estanflación[2] de los años 70, y la Gran Crisis Global de la actualidad.

El autor retoma el concepto de los ciclos largos de la producción capitalista, noción primeramente acuñada por el economista ruso Kondratiev; a quien Shaikh citó por primera vez en un artículo de 1992. Según Shaikh, el argumento de Kondratiev es que los ciclos son recurrentes y “orgánicamente inherentes” al sistema capitalista. Son también inherentemente no lineales y turbulentos: “el proceso de la dinámica real es consistente. Sin embargo, no es terso: no toma la forma de una suave línea ascendente. Al contrario, su movimiento es irregular, con saltos y fluctuaciones.”

Kondratiev pensó que las depresiones estaban ligadas a ciclos largos[3]: “durante la fase descendente del ciclo largo, se intensifican las depresiones, en cambio, durante la fase ascendente del ciclo se fortalecen los auges.” En un artículo que Shaikh presentó en 2014 ( (Profitability-Long-Waves-Crises ) actualiza su análisis sobre este tema que también desarrolla en el presente libro.

Shaikh piensa que los ciclos largos siguen ocurriendo, y que son más fácilmente identificables cuando se miden mediante el precio del oro en dólares: que es la medida de valor clave en el capitalismo moderno. Igualmente, Shaikh considera que el precio de las materias primas se ha convertido en un indicador deficiente de los ciclos Kondratiev después de la Segunda Posguerra, por tal motivo utiliza el precio del oro. En el análisis, bosquejado en mi libro, The Great Recession, destaco que el movimiento de la tasa de interés nominal también provee una aproximación adecuada del ciclo Kondratiev ya que dicha tasa sigue el movimiento de los precios de los productores.

Los lectores de mi blog y de mis otros artículos encontraran que las ideas de Shaikh sobre las causas de las crisis capitalistas son similares a las mías, relativas a la naturaleza y a la existencia de las depresiones, y también acerca de los ciclos de Kondratiev y los de las ganancias.

 

Desde mi punto de vista, no fue casualidad que tanto Shaikh como yo, predijimos, la gran recesión de 2008-2009 de forma independiente. Shaikh lo hizo en 2003 y yo lo hice en 2005 cuando afirmé: “No ha habido coincidencia igual en los ciclos desde 1991. En la actualidad (a diferencia de 1991) tanto la rentabilidad como el ciclo Kondratiev de precios se mueven hacia abajo.” ¡Realmente tocamos fondo en 2009-2010! Lo anterior sugiere que podemos esperar una crisis con gran parecido a lo sucedido en 1982 o más grave aún (la Gran Recesión).

Comentaré otros aspectos del libro en futuras contribuciones.

 

  Ciclo de rentabilidad  
Ciclo K. 1 (58 años)

1786-1815 cima

1815-1844 valle

1785-1802

1802-1815

1815-1830

1830-1844

alza en primavera

baja en verano

alza en otoño

baja en invierno

Ciclo K. 2 (48 años)

1844-1871 cima

1871-1892 valle

1844-1849

1849-1859

1859-1871

1871-1892

 

alza en primavera

baja en verano

alza en otoño

baja en invierno

Ciclo K. 3 (54 años)

1892-1920 cima

1920-1946 valle

1892-1899

1899-1918

1918-1929

1929-1946

alza en primavera

baja en verano

alza en otoño

baja en invierno

Ciclo K. 4 (72 años)

1946-1982 cima

1982-2018 valle

1946-1965

1965-1982

1982-1997

1997-¿2018?

alza en primavera

baja en verano

alza en otoño

baja en invierno

 

Fuente: Traducción propia del artículo aparecido en el blog de Michael Roberts el 4-iv-2016: Capitalism and Anwar Shaikh

[1] Traducción de Victor Isidro  Luna profesor de la Facultad de Economía de la UNAM y de la Escuela de Economía del IPN ambos de México.

[2] Terminado tomado del inglés stagflation donde se acuñó para describir la crisis de donde el estancamiento y la inflación aparecieron juntos cuando en las anteriores la caída del crecimiento coincidía con la disminución de los precios o deflación. N del traductor.

[3] Se conocen como ciclos Kondratiev (K en el cuadro) y abarcan decenas de años. Nota del traductor.

Muere en París el teórico marxista Samir Amin

Redacción del diario La Jornada, domingo, 12 de agosto 2018 18:58

París. Uno de los pensadores neo marxistas más importantes de su generación, el economista, Samir Amin, colaborador de La Jornada, falleció este domingo a los 86 años en París, Francia, luego de complicarse un tumor cerebral que padecía, informó Telesur.

Amin, quien nació e l 3 de septiembre de 1931 en El Cairo, en una familia de padre y madre médicos, murió a las 14:18 horas.

La información fue dada a conocer por uno de sus colegas, el doctor en economía, Cherif Salif SY, quien publicó la noticia en sus redes sociales.

“Es una noticia muy impactante. Falleció Samir Amin después de un breve período de pérdida de memoria por un tumor cerebral y mucho sufrimiento. El mundo ha perdido a un gran pensador y activista, un humilde camarada y un amigo. Descansa en Poder y Paz, querido camarada Samir”, escribió Salif SY, y envió condolencias para la esposa y amigos del filósofo.

(más…)

Los 10 mejores libros de economía marxista de 2017

x Michael Roberts
El año pasado se publicaron algunos libros fundamentales e importantes de economía marxista

Los de 2016 incluyen la obra maestra de Anwar Shaikh, Capitalismo: competencia, conflictos y crisis (que voy leyendo poco a poco de forma regular); Fred Moseley, Dinero y Totalidad, una imponente defensa de la teoría del valor de Marx; Francois Chesnais, El Capital Financiero en la actualidad, que describe las tendencias  de las finanzas modernas; así como las importantes contribuciones de Tony Norfield y John Smith (El Imperialismo en el siglo XXI).

Fue difícil competir con ellos en 2017. Sin embargo, ese año se conmemoró el 150 aniversario de la publicación del Volumen I de El Capital de Karl Marx, por lo que se publicaron algunos libros importantes sobre él que todo el mundo debería leer.

Leer texto completo [PDF]

Dirección corta: https://lahaine.org/yQ6

Texto completo en: https://www.lahaine.org/los-10-mejores-libros-de

Instrumentos para comprender el Siglo XXI

16/04/2018 | MIchel Husson

En un artículo de 1925, Keynes exclamaba: “¿Cómo puedo admitir una doctrina que convierte en Biblia, sustrayéndolo a cualquier crítica, a un volumen caduco de economía política, que no sólo es falso desde un punto de vista científico, sino que ni siquiera tiene ningún interés, ninguna aplicación posible en el mundo actual?” 1/. Más recientemente, Jonathan Sperber, autor en 2017 de una biografía de Marx 2/, se muestra igual de categórico: “En la obra de Marx se encuentran pocas cosas que interesen a las tendencias de la economía o de la teoría económica de final del siglo XIX y del siglo XX.” Pero otros piensan, por el contrario, que las aportaciones de Marx no están caducadas y que siguen siendo una referencia fecunda para la comprensión del capitalismo contemporáneo.

Aún situándose en continuidad con los clásicos (de Adam Smith a David Ricardo), la obra de Marx introduce una ruptura y deduce de su enfoque crítico conclusiones peligrosas para el orden establecido. Hacía falta pasar de la economía política a la ciencia económica y bifurcar hacia otro paradigma, por las razones claramente expuestas por John Bates Clark: “Los trabajadores, se nos dice, son permanentemente desposeídos de lo que producen […] Si esta acusación tuviera fundamento, cualquier persona dotada de razón debería hacerse socialista, y su voluntad de transformar el sistema económico expresaría su sentido de la justicia”. Por tanto, hay que “descomponer el producto de la actividad económica en sus elementos constitutivos, para ver si el juego natural de la competencia lleva o no a atribuir a cada productor la parte exacta de riquezas que contribuye a crear” 3/. Es la teoría del reparto, dominante hoy día. (más…)

David Harvey and Marxism – an incompatible relationship

Stavros Mavroudeas

 

There is a very clever definition about the poseur (in more derogatory plain English the popinjay). The definition goes as follows: a poseur is someone that is good in one thing which he underestimates because he thinks that he is very good in something else in which he is totally useless.

David Harvey is a typical example of such a poseur. He was a very competent economic geographer but he chose to abandon his field of expertise for becoming a self and media-proclaimed doyen in Marxist Political Economy. Since this turn he went from one blunder to the other but each time achieving a tremendous publicity by the media of the frivolous softy Western Left. He endeavoured in economic analysis making absurd and lousy arguments which discredited Marxism (and were easily disparaged by Mainstreamers like Brad DeLong). He then took on to explain Marx and rectify Marxism with equal incompetence.

He meddled with the theory of imperialism proposing his ‘New Imperialism’ thesis. The latter argues that modern imperialism is based on (violent) direct extraction (expropriation) rather than on indirect economic exploitation. In this way he unwarrantedly equated capitalist imperialism with pre-capitalist imperialism. Pre-capitalist imperialism operated within pre-capitalist modes of production. The latter were systems of exploitation based on relations of violence and power; that is on the direct forceful obligation of the exploited classes. A serf was not asked if he wanted to be one; he was obliged to be. On the contrary, capitalism is a system of exploitation based on the economy; that is on indirect economic exploitation. No capitalist obliges a labourer to become his employee (and thus be exploited by the capitalist). The only thing that obliges the latter is his inability to sustain himself otherwise. Harvey’s ‘New Imperialism’ inspired several other equally superficial theorists (for example some Marxisant proponents of ‘financialisation’) in following his utterly erroneous path.

Read full article: https://wordpress.com/read/feeds/280189/posts/1818353040

Nube de etiquetas