Economía marxista para el Siglo XXI

Archivo para la Categoría "Teoría del valor"

¿Reivindicando El capital de Marx?

Comentario sobre Kliman Andrew. Reclaiming Marx´s «Capital»: A Refutation of the Myth of Inconsistency. Plymouth, UK: Lexington Books, 2007. Hay una versión castellana: Reivindicando El Capital de Marx: Una refutación del mito de su incoherencia , traducción de Guillermo Murcia, et al. | editorial El viejo Topo, Barcelona, 2020.

Un libro con mucha retórica y algunos errores de razonamiento graves. El título permite ver el primer problema: no se trata de defender una teoría correcta, sino de defender a Marx de sus críticos. Una mala defensa de una teoría es inutil para el avance de la ciencia y ésta lo es. La teoría marxista del valor ha sido interpretada de varias formas por los que nos consideramos marxistas. Todas las interpretaciones son revisiones y las hay malas y buenas(1). Muchas de las revisiones a la teoría marxista del valor (TMV) surgen del tema de los precios de producción planteado en el tomo III de El capital. La TMV fue catalogada como inconsistente y como redundante por Tugan-Varanovsky desde 1905. E. Böhm-Bawerk (1896) y L. v. Bortkieicz (1905) son de los primeros críticos y fueron publicados trabajos de ellos sobre el tema por Paul Sweezy(2) lo que impulsó la discusión sobre los precios de producción. Ambos autores se refieren al problema; pero Böhm-Bawerk plantea una crítica más amplia y menos matemática. Hay decenas de artículos y hay varias revisiones de lo publicado. (3)

Kliman es un mal revisionista que ha publicado con otros autores una versión de la teoría del valor trabajo autodenominada temporalista ( Temporal single-system interpretation TSSI). Kliman tratando de ser didáctico, ejemplifica los problemas de la versión denostada en el libro, la dominante: el valor se entiende como el trabajo socialmente necesario gastado en la producción de las mercancías. La matematización de dicha interpretación la hicieron diversos economistas (4) desde mediados del siglo XX en Japón, los EUA y otros países. En la matematización de la teoría marxista del valor se considera el valor de reposición de los medios de producción. Dicha matematización fue criticada por Ian Steedman en su conocido libro Marx after Sraffa (1978) donde alaba la solución “logicamente impecable” de Bortkiewicz. Uno de los argumentos más espesos de Steedman es que la teoría del valor es tan inconsistente que arroja “valores negativos” para algunos casos de producción conjunta (5). Kliman acepta implícitamente esta crítica y muestra que los valores negativos pueden aparecer aún en casos de productos simples. ¡Esto sería una gran aportación, desde luego! Nadie antes de Kliman lo había descubierto. Pero; veamos el argumento de Kliman en la sección dedicada a ello: Supongamos que se produce cereal únicamente con semilla y que al final de la cosecha el “producto” es negativo ya que lo cosechado es inferior a la semilla empleada (Kliman, pp. 81). Para este proceso destructivo supuesto por Kliman el valor definido con costos de reposición es negativo; en cambio el valor según el TSSI ¡es positivo! Menudo hallazgo de Kliman, los análisis de la producción se pueden aplicar a la destrucción. Kliman, en la sección 5.5 del libro, indudablemente se inspira en la crítica de Steedman, sin citarlo. Supone correcta la crítica sobre la inconsistencia de la teoría del valor basada en la producción conjunta (Steedman, 1978, 150-162). Parece ignorar el estadounidense que ésta es totalmente invalida: Schefold (1986, pp. 172) demostró desde los años setenta que los valores negativos se debían a procesos redundantes. Esto significa que pueden ocurrir sólo si hay procesos que sobran para obtener el producto requerido. Steedman no ha aclarado este dislate porque su libro es propaganda contra la TMV y no una obra científica. Kliman lo hace suyo y lo amplifica al buscar valores negativos en una situación donde hay producción negativa. ¡Este es un error elemental de razonamiento! Kliman argumenta, basándose en el enfoque TSSI, que alguien que rompa ventanas le agrega valor a las que no haya roto. Un proceso destructivo como el imaginado por Kliman sólo puede existir mientras haya un proceso productivo que arroje resultados. La postividad del valor definido por la TSSI para el caso analizado por Kliman es una crítica a dicha teoría que los defensores deberán refutar.

La crítica anterior dramatiza lo que el libro de Kliman es: propaganda en favor de la TSSI. Hay trabajos de la TSSI serios que merecen otra valoración: Ramos o Carchedi por ejemplo (6). Esos son otra historia.

Notas

  1. Sobre las revisiones de Marx me acojo a lo que dice Francisco Fernández Buey citado por Arnal, Salvador en el capítulo IV de El Marx sin ismos de Francisco Fernández Buey, Promotora Cultural Malagueña, Málaga, 2014

2. Bortkiewicz v., Ladislaus. «Contribución a una rectificación de los fundamentos de la construcción teórica de Marx, en el volumen III de El capital». En Economía burguesa y economía socialista, editado por Sweezy, Paul, 191-222. 49. Córdoba, Argentina: Pasado y Presente, 1974. Bortkiewicz v., Ladislaus. «Contribución a una rectificación de los fundamentos de la construcción teórica de Marx, en el volumen III de El capital». En Economía burguesa y economía socialista, ed. cit.

3. Ver: Guerrero Jiménez Diego. Historia del pensamiento heterodoxo. Madrid: Trotta S.A., 1997.

4. Por ejemplo: Okisio, Nobuo. “A Mathematical Note on Marxian Theorems.” Weltwirtschaftliches Archiv 91 (1963): 287-99. Accessed March 8, 2021. http://www.jstor.org/stable/40436843. También: A. Bródy. Proportions, Prices and Planning. A Mathematical Restatement of the Labor Theory of Value. Budapest, Akadémiai Kiadó, Amsterdam, North-Holland Publishing Company, 1970.

5. Los casos clásicos de producción conjunta son muchos, por ejemplo arroz y cascara del mismo. Hoy se habla de los productos financieros de un banco. P. Sraffa la incluye para tratar el capital fijo.

6. Ver, por ejemplo, Ramos, Alejandro. “El temporalismo de Marx y las revoluciones en el valor de las mercancías”, Política y Sociedad, 2003, Vol. 40 Núm. 2: 231-252. Carchedi, G. “Il problema inesistente: la tansformazione dei valori in in parole semplici”, Proteo, Anno V, no. 2, pp. 96-99.

Referencias

Schefold Bertram. «Capital Fijo, Acumulación y Progreso Técnico». En Aportaciones a la teoría de la producción conjunta, editado por Pasinetti, Luigi, 167-255. México: FCE, 1986. El artículo en inglés fue publicado en 1974.

Steedman, Ian. Marx after Sraffa. Londres: New Left Books, 1978. Hay una traducción del Fondo de Cultura Económica.

Moneda en la Rusia soviética, 1917-1930 (3) — Rolando Astarita [Blog]

La segunda parte de la nota, aquí. La crítica de Bettelheim al respaldo oro En La lucha de clases en la URSS Bettelheim critica la reforma monetaria de 1924. Sostiene que el respaldo oro exigía que el Gosbank interviniera en el mercado para mantener la paridad oficial con el oro y las divisas. Para lo […]

Moneda en la Rusia soviética, 1917-1930 (3) — Rolando Astarita [Blog]

Desviación entre Precios y Valores (Los casos: español y europeo)

Desviación entre Precios y Valores (Los casos: español y europeo)

Mario César Sánchez Pérez, tesis de maestría en economía, Universidad Nacional Autónoma de México, México, abril de 2006

Resumen La presente investigación plantea una forma alternativa y sencilla de estimar las desviaciones entre valores y precios. Existiendo el método de estimación de Morishima-Seton-Shaikh mediante el enfoque de álgebra matricial y usando información de tablas insumo-producto, una de sus desventajas principales reside precisamente en requerir una cuantiosa información, limitando con ello el análisis temporal de las divergencias entre valores y precios. Utilizando las participaciones sectoriales del valor agregado y empleo en el agregado total, es posible estimar la desviación precio-valor (DPV) promedio mediante el índice de Theil. El método se desarrolla y se aplica a tres casos concretos: a los nueve sectores industriales españoles, a los sectores industriales de diez países europeos y a las desigualdades intersectoriales e interregionales provinciales en España. Los resultados generales muestran: primero, que las desviaciones entre valores versus los precios de producción y de mercado, son relativamente pequeñas; segundo, que particularmente las desviaciones de valores con los precios de producción están explicadas por las razones capital-trabajo, tercero que existe cierta evidencia de que las DPV promedio caen, sobre todo en su elemento intrasectorial y cuarto, que estas DPV están asociadas con el ciclo económico y el desarrollo capitalista. Se añade una explicación alternativa al enfoque neoclásico de la convergencia regional en España, concluyendo que detrás del factor sectorial, generalmente aludido, es la acumulación geográfica de capital la que determinó dicha convergencia y su estancamiento en los ochenta.

Vea la tesis completa en la base de datos Tesiunam

‘The relationship between working time and productivity –Intensity of labour’ by Alexis Ioannides & Stavros Mavroudeas, INTERNATIONAL JOURNAL ON WORKING CONDITIONS — Stavros Mavroudeas Blog

INTERNATIONAL JOURNAL ON WORKING CONDITIONS ‘The relationship between working time and productivity – Intensity of labour’ by Alexis Ioannides & Stavros Mavroudeas, ABSTRACT Influential economists like Marx, Jevons, Chapman and Robbins argued that working time and labour intensity – productivity are strongly correlated. Nevertheless, the quantitative relationship between these two magnitudes has never […]

‘The relationship between working time and productivity –Intensity of labour’ by Alexis Ioannides & Stavros Mavroudeas, INTERNATIONAL JOURNAL ON WORKING CONDITIONS — Stavros Mavroudeas Blog

A belated response to RV, or why the law of value must hold. — Paul Cockshott’s Blog

This is a continuation of a previous debate with RV, here and here. RV claims that I say that “the average prices of commodities are directly proportionate to the labour time socially necessary to reproduce them.”. I don’t because that is a mathematically ill defined statement. There is no such thing as an average price […]

A belated response to RV, or why the law of value must hold. — Paul Cockshott’s Blog

Evolución de la Productividad en El Salvador desde la perspectiva de la Teoría del Valor Trabajo

Fragmento del ASES (2017)Departamento de Economía UCA. (2017). Análisis Socioeconómico de El Salvador, año 2017. El Salvador: Universidad Centroamericana,  José Simeón Cañas.

César Sánchez

   Esta sección tiene como objeto determinar el crecimiento de la productividad desde la perspectiva de la teoría del valor trabajo de 1990 a 2006 con las tablas insumo producto de El Salvador. El primer objetivo es establecer un marco teórico que derive en un concepto mensurable. El segundo, es mostrar que esta medida está relacionada con la llamada productividad del trabajo, una medida con ciudadanía en la teoría del valor marxista,  tal y como lo apunta Valle (1991). Tercero, se propone descomponer a la productividad, de un lado, por las contribuciones del trabajo y capital, y  por otro, por las contribuciones por ramas de actividad. La investigación encuentra que: 1) la productividad, ha crecido para el periodo en 2.9%, la productividad total de los factores y la laboral lo han hecho en 3.3% y 3.6% respectivamente, es decir, hay bastante similitud en estas cadencias y 2) que el factor principal de ese aumento lo soporta el ahorro de trabajo el cual contribuye con 65%, el capital lo hace con el 35% y 3) las ramas que más contribuyen están en servicios primero y en la manufactura después; al parecer, el sector agrícola ha tendido a contribuir negativamente a la productividad agregada.

Aunque las fuentes estadísticas por ahora no permiten realizar un estudio más amplio, y aunque en sentido estricto el Banco Central de Reserva, BCR, presenta cuadros de oferta y utilización y no matrices de insumo producto (MIP), y aunque aquellas están valoradas a precios de comprador y no básicos, con todo, las estadísticas permiten realizar una primera valoración de la productividad y su descomposición.

La estructura de la sección es la siguiente, primero se esbozan las definiciones sobre valor y productividad, conceptos intrincados dentro de la teoría del valor trabajo, en segundo lugar se formaliza la media anterior, demostrando como a partir de las MIP es totalmente posible determinar el valor sectorial y agregado y observar su evolución temporal, además se muestra como en 1990 los valores explican bien a los precios de mercado, lo cual demuestra la fortaleza de la teoría del valor y afianza el terreno para poder estimar la evolución en el tiempo de los valores ramales en El Salvador de 1990 a 2006. En tercer lugar se observa la productividad sectorial y agregada. En cuarto, se descompone la productividad por las contribuciones del trabajo y capital, se mostrará como los resultados obtenidos son consistentes con el crecimiento de la productividad laboral salvadoreña para este periodo. Finalmente se esbozan algunas conclusiones.

(más…)

Cita

Chesnais sobre productividad, ¿PTF o enfoque marxista? — Rolando Astarita [Blog]

Por estos días leí el escrito de François Chesnais “De nuevo sobre el impasse económico histórico del capitalismo mundial”, publicado originariamente en http://alencontre.org/economie/, traducido al castellano y publicado por Viento Sur. Como bien dice Viento Sur, François Chesnais es economista y autor de una larga relación de obras y artículos sobre el capitalismo financiarizado. Agrego […]

a través de Chesnais sobre productividad, ¿PTF o enfoque marxista? — Rolando Astarita [Blog]

David Harvey and Marxism – an incompatible relationship

Stavros Mavroudeas

 

There is a very clever definition about the poseur (in more derogatory plain English the popinjay). The definition goes as follows: a poseur is someone that is good in one thing which he underestimates because he thinks that he is very good in something else in which he is totally useless.

David Harvey is a typical example of such a poseur. He was a very competent economic geographer but he chose to abandon his field of expertise for becoming a self and media-proclaimed doyen in Marxist Political Economy. Since this turn he went from one blunder to the other but each time achieving a tremendous publicity by the media of the frivolous softy Western Left. He endeavoured in economic analysis making absurd and lousy arguments which discredited Marxism (and were easily disparaged by Mainstreamers like Brad DeLong). He then took on to explain Marx and rectify Marxism with equal incompetence.

He meddled with the theory of imperialism proposing his ‘New Imperialism’ thesis. The latter argues that modern imperialism is based on (violent) direct extraction (expropriation) rather than on indirect economic exploitation. In this way he unwarrantedly equated capitalist imperialism with pre-capitalist imperialism. Pre-capitalist imperialism operated within pre-capitalist modes of production. The latter were systems of exploitation based on relations of violence and power; that is on the direct forceful obligation of the exploited classes. A serf was not asked if he wanted to be one; he was obliged to be. On the contrary, capitalism is a system of exploitation based on the economy; that is on indirect economic exploitation. No capitalist obliges a labourer to become his employee (and thus be exploited by the capitalist). The only thing that obliges the latter is his inability to sustain himself otherwise. Harvey’s ‘New Imperialism’ inspired several other equally superficial theorists (for example some Marxisant proponents of ‘financialisation’) in following his utterly erroneous path.

Read full article: https://wordpress.com/read/feeds/280189/posts/1818353040

Por qué es correcta la teoría del valor por Paul Cockshott

Vea o descargue esta excelente presentación de Paul Cockshott sobre la validez de la teoría del valor trabajo.

https://docs.google.com/presentation/d/1J9WN9dnVVxmi-88Eh9S4XLfAwCYklKPUsrWeTnQ84tg/edit?usp=sharing

 

Capital financiero, especulación e “inversión pasiva”

especulacion

Rolando Astarita

Desde los años 1990 la tesis de la finaciarización ha gozado de una importante aceptación en los medios progresistas y de izquierda, incluido el marxismo. Entre los principales exponentes de la financiarización encontramos a Chesnais y sus colaboradores. Chesnais ha tenido una fuerte influencia en Argentina y en otros países de América Latina.

Según Chesnais, en las últimas décadas se ha establecido un régimen de acumulación mundial financiarizado (en lo que sigue me baso en Chesnais 1996). El mismo se basa en bajos salarios, y su funcionamiento está ordenado por las operaciones de un capital financiero que está más concentrado y centralizado que en ningún período anterior. En este régimen juegan un rol clave las instituciones financieras no bancarias, que buscan valorizar los fondos su cargo. Estas instituciones privilegian las colocaciones de corto plazo en acciones y otros títulos, en procura de una valorización puramente especulativas (ibid., p. 264). Precisemos que, siempre según la tesis de la financiarización, se trata de inversiones especulativas en el sentido establecido por Kaldor. Kaldor definía la especulación como una transacción de la mercancía motivada por la anticipación de un cambio de los precios existentes, y no por una ventaja asociada a su uso, a alguna transformación de la misma, o a una transferencia de un mercado a otro (ibid. p. 261). Guttmann, en la misma línea que Chesnais, explica:

“La especulación financiera, que representa el tipo de inversión que está en la base del crecimiento explosivo del capital ficticios, implica la compra y la venta de títulos a fin de obtener plusvalías, como resultado de la diferencia entre el precio de venta y el precio de compra…” (p. 82, en Chesnais, 1996). Por eso se habría impuesto una lógica “cortoplacista”, propia del “modelo americano” (en oposición al “modelo renano”, con predominancia de las inversiones de largo plazo). El cortoplacismo regiría entonces las inversiones productivas.

Especulación y teoría del valor trabajo

La idea de que el capital financiero obtiene jugosos beneficios por medio de la especulación está fuertemente arraigada en los ambientes progresistas. Por ejemplo, es una de las respuestas típicas que dan mis alumnos de la Facultad de Ciencias Sociales (UBA), cuando les pregunto acerca de qué piensan sobre el capital financiero y su mecánica de valorización. La explicación es intuitivamente atractiva, ya que se acerca a la imagen de los “expertos en finanzas”, hábiles operadores que compran apalancados, o venden “corto”, haciendo de la nada jugosas diferencias. Incluso en el cine hemos visto estos personajes. Todo parece encajar: el capital financiero se valoriza con la especulación, y esta explica por qué crece el capital ficticio, y se estanca la producción. Chesnais llegó a sostener que, a resultas de estos mecanismos, “por primera vez en la historia del capitalismo, en el centro del sistema [se refiere a los países desarrollados], la acumulación del capital industrial no está más orientada a la reproducción ampliada” (ibid. 264). La volatilidad de los precios sería entonces funcional a esta valorización puramente especulativa de los capitales dinerarios.

Se trata, en última instancia, de la repetición de la vieja idea mercantilista, que explicaba la ganancia por comprar barato y vender caro. Es lo que también subyace en la explicación de la ganancia por “recargo” (o mark-up). La particularidad de Chesnais, Guttmann y otros teóricos de la financiarización es que aplican el enfoque a las ganancias financieras.

(más…)

Nube de etiquetas