Economía marxista para el Siglo XXI

Despite all the optimistic talk by President Trump about the state of the US economy, the latest data on economic activity and industrial production suggest that America is joining Europe and Japan in a sharp slowdown as we enter the second half of 2019. And this is at a time when the trade and technology […]

a través de Global slump: the trade and technology trigger — Michael Roberts Blog

James Crotty is emeritus professor of economics at the University of Massachusetts Amherst. Along with his colleague Sam Bowles, he is one of the few radical heterodox economists to gain tenure at a leading American university. Crotty’s main contribution to economics has been to try and synthesise Marx and Keynes. This ended up with Crotty […]

a través de Keynes: socialist, liberal or conservative? — Michael Roberts Blog

Resultado de imagen para capitalism shaikh roberts

Shaikh, A. Capitalism – competition, conflict, crises . Oxford University Press, Nueva York, 2016. [1]

Michael Roberts

4-IV-2016

El libro más importante sobre el capitalismo de este año será Capitalism – competition, conflict, crises  de Anwar Shaikh.

Shaikh es uno de los más importantes economistas de inspiración clásica y marxista (economía política, se dice en ocasiones), ha enseñado en la New School of Social Research por más de 30 años, ha escrito 3 libros y 72 artículos. Capitalism – competition, conflict, crises es su contribución más ambiciosa. Como Shaikh comenta, el libro intenta deducir la teoría económica del mundo real y posteriormente estudiar con esa teoría problemas reales. Shaikh emplea las categorías y la teoría de los economistas clásicos a todos los temas económicos relevantes, incluyendo los que supuestamente se consideran la esfera de la economía ortodoxa (mainstream economics) como la oferta y la demanda, los precios relativos de bienes y servicios, las tasas de interés, los precios de los activos financieros y el cambio tecnológico.

Shaikh comenta que su “método es muy diferente del usado por la economía ortodoxa y por la corriente heterodoxa dominante.” Cuestiona al método neoclásico el cual parte de “empresas perfectas, individuos perfectos, conocimiento perfecto, conducta maximizadora perfecta, expectativas racionales, etc.” para que después “introducir varias imperfecciones en la teoría justificando así las tendencias individuales observadas”; aunque en su cuerpo teórico “no tienen una teoría general de las imperfecciones. Para rechazar el método neoclásico el autor utiliza el comportamiento humano real, en lugar de la abstracción llamada homo economicus; y el concepto de competencia real en lugar de la competencia perfecta. Los capítulos 3, y del 7 al 8 enfatizan la diferencia. La discusión en esos capítulos es el método clásico contrapuesto al neoclásico.

El libro es producto de 15 años de trabajo; tomó, entonces, más tiempo de elaboración que el empleado por Marx para realizar el primer volumen de El capital -entre 1855 a 1867. El libro es muy basto. En cada capítulo toda la teoría del libro es comparada contra datos reales, así como con los argumentos neoclásicos, keynesianos y poskeynesianos.  Se desarrolla una teoría de la “competencia real” para explicar empíricamente los precios relativos, los márgenes de ganancia, las tasas de ganancia, las tasas de interés, los precios de los bonos y los de las acciones, los tipos de cambio y la balanza comercial. En el libro, la oferta y la demanda dependen de la rentabilidad y ellas interactúan basándose en la teoría de valor de Marx y no en la Ley de Say ni en el keynesianismo. Se desarrolla una teoría clásica de la inflación y se usa para varios países. Por último, se desarrolla una teoría de la crisis y se integra a la macrodinámica. Muchos temas, como se puede ver.

En esta revisión no es posible abarcar todos los aspectos del libro. Sin embargo; los lectores del blog, pueden seguir con más detalle los argumentos de Shaikh en una serie de 21 videos que cubren todos los capítulos del libro. Los videos en ocasiones pueden ser muy técnicos pero el esfuerzo de concentrarse vale la pena. Particularmente, conviene ver la conferencia 15 para un resumen completo de lo que es el sistema capitalista–esta conferencia es obligatoria para todos los interesados en un conocimiento teórico del capitalismo.

En esta contribución, quiero centrarme en las ideas de Shaikh sobre las crisis capitalistas y en particular, cómo podemos identificar cuál es la etapa que actualmente está atravesando el sistema.

Shaikh considera que en la superficie, la última crisis, la Gran Recesión, aparece como una crisis de financiarización excesiva. Pero esta visión no acierta en identificar las causas reales de la crisis. Keynesianos y poskeynesianos argumentan que las causas de ella son la desigualdad y el desempleo; por tales razones se necesita mantener estable la participación salarial en el PIB y utilizar las políticas fiscal y monetaria para alcanzar pleno empleo. Sin embargo; el autor comenta que tales políticas no serían efectivas porque, al menos en Estados Unidos, los economistas poskeynesianos han entendido erróneamente las causas de la crisis, la verdadera causa es el movimiento de la rentabilidad -la variable más importante del capitalismo.

La crisis actual fue precedida por una larga caída en la tasa de ganancia. El ataque neoliberal contra los trabajadores desde la década de los 80 eliminó los aumentos salariales y redujo la participación salarial en el PIB con el objetivo de mantener la tasa de ganancia. El gran descenso de las tasas de interés en los años 80 estimuló la expansión del crédito; mientras tanto el financiamiento barato por medio de la deuda sirvió para incrementar la tasa de ganancia empresarial neta. Entonces, una política fiscal del tipo keynesiano podría aumentar el empleo, pero no el crecimiento. Para crecer, es necesario incrementar la tasa de ganancia neta; tomando en cuenta que las tasas de interés son cercanas a cero (incluso ya son negativas).

Shaikh enfatiza que en el capitalismo la ganancia causa el crecimiento y que las fluctuaciones cíclicas se deben a la rentabilidad. Las fluctuaciones se manifiestan en los ciclos de los negocios y en el del capital fijo inherentes a la producción capitalista. Las crisis son normales en este sistema. La historia de las economías de mercado muestra recurrentes auges y caídas a lo largo de siglos, emanando de los países desarrollados para ser más exactos. Las crisis más agudas en el capitalismo son las “depresiones” como la de los años de 1840, la “Larga Depresión” de 1873-1893, la “Gran Crisis ” de los años treinta, la “Crisis de estanflación[2] de los años 70, y la Gran Crisis Global de la actualidad.

El autor retoma el concepto de los ciclos largos de la producción capitalista, noción primeramente acuñada por el economista ruso Kondratiev; a quien Shaikh citó por primera vez en un artículo de 1992. Según Shaikh, el argumento de Kondratiev es que los ciclos son recurrentes y “orgánicamente inherentes” al sistema capitalista. Son también inherentemente no lineales y turbulentos: “el proceso de la dinámica real es consistente. Sin embargo, no es terso: no toma la forma de una suave línea ascendente. Al contrario, su movimiento es irregular, con saltos y fluctuaciones.”

Kondratiev pensó que las depresiones estaban ligadas a ciclos largos[3]: “durante la fase descendente del ciclo largo, se intensifican las depresiones, en cambio, durante la fase ascendente del ciclo se fortalecen los auges.” En un artículo que Shaikh presentó en 2014 ( (Profitability-Long-Waves-Crises ) actualiza su análisis sobre este tema que también desarrolla en el presente libro.

Shaikh piensa que los ciclos largos siguen ocurriendo, y que son más fácilmente identificables cuando se miden mediante el precio del oro en dólares: que es la medida de valor clave en el capitalismo moderno. Igualmente, Shaikh considera que el precio de las materias primas se ha convertido en un indicador deficiente de los ciclos Kondratiev después de la Segunda Posguerra, por tal motivo utiliza el precio del oro. En el análisis, bosquejado en mi libro, The Great Recession, destaco que el movimiento de la tasa de interés nominal también provee una aproximación adecuada del ciclo Kondratiev ya que dicha tasa sigue el movimiento de los precios de los productores.

Los lectores de mi blog y de mis otros artículos encontraran que las ideas de Shaikh sobre las causas de las crisis capitalistas son similares a las mías, relativas a la naturaleza y a la existencia de las depresiones, y también acerca de los ciclos de Kondratiev y los de las ganancias.

 

Desde mi punto de vista, no fue casualidad que tanto Shaikh como yo, predijimos, la gran recesión de 2008-2009 de forma independiente. Shaikh lo hizo en 2003 y yo lo hice en 2005 cuando afirmé: “No ha habido coincidencia igual en los ciclos desde 1991. En la actualidad (a diferencia de 1991) tanto la rentabilidad como el ciclo Kondratiev de precios se mueven hacia abajo.” ¡Realmente tocamos fondo en 2009-2010! Lo anterior sugiere que podemos esperar una crisis con gran parecido a lo sucedido en 1982 o más grave aún (la Gran Recesión).

Comentaré otros aspectos del libro en futuras contribuciones.

 

  Ciclo de rentabilidad  
Ciclo K. 1 (58 años)

1786-1815 cima

1815-1844 valle

1785-1802

1802-1815

1815-1830

1830-1844

alza en primavera

baja en verano

alza en otoño

baja en invierno

Ciclo K. 2 (48 años)

1844-1871 cima

1871-1892 valle

1844-1849

1849-1859

1859-1871

1871-1892

 

alza en primavera

baja en verano

alza en otoño

baja en invierno

Ciclo K. 3 (54 años)

1892-1920 cima

1920-1946 valle

1892-1899

1899-1918

1918-1929

1929-1946

alza en primavera

baja en verano

alza en otoño

baja en invierno

Ciclo K. 4 (72 años)

1946-1982 cima

1982-2018 valle

1946-1965

1965-1982

1982-1997

1997-¿2018?

alza en primavera

baja en verano

alza en otoño

baja en invierno

 

Fuente: Traducción propia del artículo aparecido en el blog de Michael Roberts el 4-iv-2016: Capitalism and Anwar Shaikh

[1] Traducción de Victor Isidro  Luna profesor de la Facultad de Economía de la UNAM y de la Escuela de Economía del IPN ambos de México.

[2] Terminado tomado del inglés stagflation donde se acuñó para describir la crisis de donde el estancamiento y la inflación aparecieron juntos cuando en las anteriores la caída del crecimiento coincidía con la disminución de los precios o deflación. N del traductor.

[3] Se conocen como ciclos Kondratiev (K en el cuadro) y abarcan decenas de años. Nota del traductor.

Comitê Editorial da Revista Crítica Marxista

O número 48 da Crítica Marxista acabou de sair. Por favor, façam os seus pedidos e divulguem em suas listas, sites, blogs e facebook.

Pedimos que nos escrevam informando quantos exemplares desejam receber e para qual endereço postal devemos encaminhar os exemplares solicitados. Importante: ao nos escreverem, respondam para critica.marxista.brasil@gmail.com

O preço de cada exemplar é R$25 (mais R$ 8 de custo de postagem).

Seguem abaixo sumário e a capa desse número.

 

 

p.s. A Revista CM47 já está no site na sua versão digital. Assim, mantemos a política de garantir o acesso amplo e gratuito aos textos que publicamos, exceção feita, e apenas temporariamente, ao último número da revista.

 

Artigos 

O triste fim do Welfare State: a parábola de Kubrick 

Luiz Renato Martins

A revolução permanente de Dziga Vertov 

François Albera

Comentários

Na vanguarda do marxismo militante 

João Quartim de Moraes

As bases sociais dos governos do PT 

Ricardo Musse
Dossiê Marxismos, feminismos, queer e sexualidades (Parte I)

Apresentação debates e controvérsias atuais 

Maira Abreu e Bárbara Castro

 

Marxismo queer: abordagens materialistas das identidades sexuais 

Gianfranco Rebucini

A Combinatória Straight. Raça, classe, sexo e economia política: análises materialistas e decoloniais 

Jules Falquet

Por um feminismo materialista e queer 

Sophie Noyé

 

Entrevista 

Edição e Revolução na América Latina: Um diálogo com o historiador argentino Horacio Tarcus sobre o marxismo latino-americano

Luccas Eduardo Maldonado

 

Resenhas 

1)        Lincoln Secco: “O PT e a imprensa”, de Fernando Azevedo (Edufscar, 2017).

2)        Octávio Fonseca Del passo: “Ler Althusser”, organizado por Jair Pinheiro (Cultura Acadêmica, 2016).

3)        Luciana Aliaga: Dicionário gramsciano (1926-1937)”, de Guido Liguori e Pasquale Voza (orgs.), (Boitempo, 2017).

4)        Friedrich Maier: “Marx in the age of digital capitalism”, de Christian Fuchs e Vincent Mosco (orgs.) (Brill, 2016).

5)     Marco Antonio Mitidiero Junior: O que é cristianismo da libertação? Religião política na América Latina”, de Michael Löwy (Perseu Abramo e Expressão Popular, 2016).

6)        Gabriel Franco: “A teoria geral do direito e o marxismo” do Evgeni Pachukanis (Sundermann e Boitempo, 2017).

7)        Marcio Lauria Monteiro:  “Capítulos de história dos comunistas no Brasil”, organizado pelo Carlos Zacarias Sena Júnior (Edufba, 2016).

8)        Izadora Xavier: “Pour un féminisme de la totalité”, de Izadora Xavier (Édition Amsterdam, 2017).

9)      Michelle Paiva: “La globalisation du genre », de Ioana Cîrstocea, Delphine Lacombe et Elisabeth Marteu (dir.) (Presse Universitaire de Reinnes, 2018).

10)     Rafael Toitio e Murillo Van Deer Laan: “Warped: Gay Normality And Queer Anti-Capitalism”, de Peter Drucker (Lam Editions, 2015).

11)     Dani Tega: “”Marxismo, psicanálise e o feminismo brasileiro – tomos 1 e 2″, de Maria Lygia Quartim de Moraes (IFCH, 2017).

12)     Bianca Briguglio: “Se defendre: une philosophie de la violence”, de Elsa Dorlin (Zones, 2017).

USA_vs_Venezuelaf

  • Lo que busca esta guerra es castigar a la población para doblegar al gobierno.
  • Una pregunta clave: ¿son legales las sanciones impuestas por Estados Unidos contra el gobierno de Venezuela? La respuesta es negativa. 

Los medios televisivos del mundo transmiten el mensaje de que el gobierno de Nicolás Maduro ha provocado una crisis humanitaria. La narrativa es que la mala gestión de la economía que acompaña cualquier proyecto socialista conduce al caos. En muy pocas ocasiones se habla de la historia del régimen que comenzó con Hugo Chávez y de la larga lista de intentos para sabotearlo y derribarlo, comenzando con el frustrado golpe militar de 2002, apoyado por el gobierno estadunidense, como revelan muchos estudios bien documentados.Venezuela tiene hoy las reservas probadas de petróleo más importantes del planeta: más de 300 mil millones de barriles. Es un crudo pesado, caro de extraer y refinar, pero Estados Unidos no le quita la vista de encima a este recurso. Las exportaciones de crudo generan 98 por ciento de las divisas extranjeras utilizadas por esa economía.

Lee el resto de esta entrada »

Joseph Stiglitz is a Nobel (Riksbank) prize winner in economics and former chief economist at the World Bank, as well as an adviser to the leftist Labour leadership in the UK. He stands to the left in the spectrum of mainstream economics. He has just published a new book called People, Power, and Profits: Progressive […]

a través de Progressive capitalism – an oxymoron — Michael Roberts Blog

En deuda con Assange

Pedro Miguel

El fundador de Wikileaks sabe perfectamente lo que hace y a lo que se expone: confrontar a la máxima potencia mundial y sus principales aliados –que son potencias por derecho propio– en condiciones de desventaja brutal: una pequeña organización, limitada en recursos con muy pocos integrantes, ha sido capaz, sin embargo, de poner en jaque al gobierno de Estados Unidos y a muchos otros, de cimbrar la complejísima red de relaciones mundiales de Washington y de modificar de esa manera las relaciones de poder del mundo contemporáneo. La difusión de los Papeles de Afganistán, de los Papeles de Irak y de los cables del Departamento de Estado, nueve años más tarde, marcó un parteaguas para los gobernantes, las sociedades y los medios de todo el planeta. Para llevar a cabo tal hazaña es necesario tener una excepcional comprensión del mundo, un propósito claro y un programa de acción definido, y Julian Assange los tiene y supo transmitirlos a su organización. Su historia no es la de un travieso desorientado ni la de un enfant terrible de la informática, como lo han querido presentar a posteriori los medios occidentales que engordaron su circulación y su tráfico gracias a los materiales informativos que Wikileaks les entregó de manera gratuita; ahora se refieren a Assange como “el hacker australiano” y le niegan las facetas de periodista, de pensador y de activista que conviven en este perseguido planetario.

A fines de 2010 Wikileaks decidió suspender su colaboración con grandes diarios para enfocarse en medios independientes y más pequeños y agrupar aquella información en conjuntos nacionales.

Lee el resto de esta entrada »

Nube de etiquetas