Economía marxista para el Siglo XXI

La parte 5 de la nota, aquí. Las tesis sobre la crisis capitalista de Dobb, Boddy y Crotty, e Itoh, se referencian fuertemente en dos pasajes de El Capital: la primera parte del capítulo 23 del tomo 1; y el capítulo 15 del tomo 3. En esta entrada analizo entonces esos pasajes. Acumulación extensiva, manufactura […]

a través de La teoría marxista de la acumulación y crisis (6) — Rolando Astarita [Blog]

Niño_encadenado

Karl Marx fue un pensador alemán que escribió las “Tesis sobre Feuerbach”.

Juan Castellanos

Maestro e integrante de la Agrupación Nuestra Clase

Sábado 18 de enero | 15:11

Alemán del siglo XIX, filósofo, economista y estudioso de la religión, Karl Marx fue uno de los pensadores más originales de la historia.

Marx descubrió las raíces más ocultas del sistema moderno, en el que vivimos, el “capitalismo”. La sociedad, según Karl Marx, está dividida en clases sociales: los burgueses y los proletarios. Su teoría, basada en el análisis de la totalidad del sistema económico, llegó a la conclusión de que el capitalismo es un sistema de dominación que explota al proletariado por medio del trabajo asalariado y la extracción de la plusvalía.

Marx, por lo tanto, es el más profundo de los críticos del sistema económico actual. Los ricos no son ricos por arte de magia, sino que sus ganancias nacen de la extracción de plusvalía (el trabajo no remunerado) de las y los trabajadores del mundo. Y, la historia, se mueve en el conflicto de las clases sociales en pugna: en la lucha de clases. Las clases, irreconciliables, en el capitalismo siempre están en una pugna y su conflicto es el motor de la historia.

Marx y la educación

El pensador alemán escribió las Tesis sobre Feuerbach en 1845. Este documento constituye una verdadera revolución filosófica, pues Marx rompe y destruye la concepción idealista de la filosofía y funda el materialismo histórico.

Estas Tesis plantean que el hombre no vino al mundo a observar, analizar, mirar el mundo, sino a crearlo y por lo tanto a transformarlo por medio de la práctica humana. Es la única de las filosofías que abiertamente plantea que el mundo no es algo inmodificable, sino que es producto de la transformación y que es necesaria una revolución social para que el mundo se transforme positiva y creativamente.

En las Tesis, Marx plantea “Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modo el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo.”. Esta frase es la quintaesencia del marxismo: vinimos a cambiar el mundo, no a contemplarlo.

Marx plantea una idea de sentido común para discutir sobre la cuestión de la educación. ¿Qué nos respondemos cuando miramos alrededor y solo miramos injusticia y desigualdad? Marx plantea que, comúnmente, nos responderemos que para cambiar el mundo y mejorarlo necesitamos educar a los individuos del futuro y ellos serán quienes construirán un mundo mejor. “Es que falta educación” se responde ante tantas de las grandes problemáticas del mundo: las guerras, las crisis, la devastación ambiental, los malos salarios se resolverían si la gente fuera educada de un “mejor” modo.

Marx, al contrario de este sentido común, sugiere que “a la teoría materialista de que los hombres son producto de las circunstancias y de la educación, y de que por tanto, los hombres modificados son producto de circunstancias distintas y de una educación modificada, olvida que son los hombres, precisamente, los que hacen que cambien las circunstancias y que el propio educador necesita ser educado. Conduce, pues, forzosamente, a la sociedad en dos partes, una de las cuales está por encima de la sociedad (así, por ejemplo, en Robert Owen).”

Roberto Owen era un pensador que proponía que en las fábricas los niños trabajadores debían tener una instrucción física, aprender a leer y a escribir para desarrollar un hombre nuevo y plenamente desarrollado. Marx, al contrario, plantea que mientras siga existiendo una sociedad dividida en clases, la educación no podría sino, a lo sumo, dar los elementos necesarios a los proletarios para conseguir un trabajo y probablemente aprender un poco del mundo. A esto Marx le llamó “la miseria espiritual del niño proletario”, pues la educación que da la burguesía al proletariado busca perpetrar su relación de explotación y dominación cultural y espiritual.

Para Marx, la única forma de lograr una nueva educación y con ello de humanos plenamente liberados, es mediante la transformación de la sociedad. La educación es una relación social y, en el capitalismo, la relación imperante es de explotación.

Por lo tanto, la educación que recibimos en este sistema es una educación que busca, digámoslo de un modo cruel, que las personas sólo tengan acceso a ciertos conocimientos para conseguir un trabajo para sobrevivir y hacerlo bien, pues para la burguesía los proletarios necesitan sumirse en la pobreza espiritual. Eso no quiere decir que Marx se oponía a que el Estado tenga como responsabilidad la de otorgar educación gratuita y digna, simplemente plantea que ésta tiene un límite para pensar el cambio del mundo.

La educación en este sistema actual es un territorio en disputa. Para la burguesía, sirve para perpetuar su sistema de dominación y explotación, imponer su ideología. Para los maestros críticos debe ser una herramienta para, en el aula, intentar aportar prácticas para la liberación de los hijos de las y los trabajadores. Sabemos que esta práctica liberadora o distinta tiene enormes límites, pero es una pequeña aportación a la lucha por un mundo enteramente nuevo. También es un derecho, la educación, que se ha conquistado por décadas de lucha, que debemos defender.

Como sostenemos en otra nota: “En un mundo en el que una minoría de parásitos capitalistas succiona la vida del 99% de la población trabajadora a través de la extracción de la plusvalía, es necesario buscar que los hijos de los trabajadores desobedezcan el orden establecido, mostrándoles una perspectiva superadora; que cuestionen el poder, luchen contra toda injusticia y quieran cambiar enteramente el mundo en el que vivimos. Pero aún así, también es imposible cambiar la educación sin cambiar el estado de cosas existentes.”

Fuente: La Izquerda Diario

For me, the best book of the year is Classical Political Economy and Modern Capitalism by Greek Marxist economists, Lefteris Tsoufidis and Persefoni Tsaliki. And it is a book that I have not yet reviewed on my blog. The reason why is that it’s so good that I am doing a longer and comprehensive view […]

a través de Books of 2019 — Michael Roberts Blog

Paul Cockshott's Blog

Paul Cockshott

I have been working on producing a table of capital stocks for the UK by industry and type of asset. The aim is to have the data required to set out hypothetical national economic plans for the UK. These would enable exploring things like how to restructure the economy to shift to low CO 2 emissions or how to eliminate the trade deficit. But having done the initial preparation of a capital matrix it becomes possible to use it for other purposes. One is to test price of production theory.
A substantial body of literature now exists on empirical tests of Marxian price theories. Researchers have performed comparisons between theoretical price structures derived from Marx’s Capital[8] and observed market prices[109112124515616]…. Many of these studies only use flows of…

Ver la entrada original 2.368 palabras más

A review of The Economics of Military Spending: A Marxist perspective – by Adem Yavuz Elveren, Routledge, 2019. Brown University’s Watson Institute for International and Public Affairs published its annual “Costs of War” report last week. This refers only to the costs of war for the US. It takes into consideration the Pentagon’s spending and […]

a través de Milex and the rate of profit — Michael Roberts Blog

La parte 2 de la nota, aquí. En la segunda parte de esta nota señalamos que entre las causas contrarrestantes de la caída de la tasa de ganancia, dos están orgánicamente vinculadas a la misma LTDTG: la que se origina por el aumento de la tasa de plusvalía cuando aumenta la productividad –elevación de […]

a través de La teoría marxista de la acumulación y crisis (3) — Rolando Astarita [Blog]

Michael Höhle

We follow up on last weeks post on using Gapminder data to study the world’s income distribution. In order to assess the inequality of the distribution we compute the Gini coefficient for the world’s income distribution by Monte Carlo approximation and visualize the result as a time series. Furthermore, we animate the association between Gini coefficient and homicide rate per country using the new version of gganimate.

Captura 1

Introduction

One of the main messages of the Chapter ‘The Gap Instinct’ of the book Factfulness is that there is no justification of the ‘we’ and ‘them’ classification of countries anymore, because ‘they’ have converged towards the same levels in key indicators such as life expectancy, child mortality, births per female. The difference between countries is, hence, not as many imagine it to be: there is less inequality and no real gap. While reading, I became curious about the following: what if countries became more equal, but simultaneously inequality within countries became bigger? This was also indirectly a Disqus comment by F. Weidemann to the post Factfulness: Building Gapminder Income Mountains. Aim of the present post is to investigate this hypothesis using the Gapminder data by calculating Gini coefficients. Furthermore, we use the country specific Gini coefficients to investigate the association with the number of homicides in the country.

Leer más: http://staff.math.su.se/hoehle/blog/2018/07/09/gini.html

 

 

Nube de etiquetas